Viajestic » Destinos

ESCAPADAS PARA SAN VALENTÍN

10 islas paradisíacas para una Luna de Miel perfecta

Romanticismo y privacidad son dos factores clave a la hora de disfrutar de un viaje de novios. Cualquiera de estas 10 islas cumple con creces las mayores de las exigencias, y es que no habrá pareja que se resista a comenzar su vida de casados en ellas.

Publicidad

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 08.02.2016 00:25

1. Isla Mujeres (Mexico). Situada a tan solo a 13 km. de Cancún, esta isla fue descubierta por marineros españoles en la conquista de América y dispone de unos paisajes paradisíacos. De aguas cristalinas y tibias, es posible nadar junto a delfines y tortugas. Una Luna de Miel aquí se completa con un descenso a sus bellos paisajes submarinos o la Cueva de los Tiburones Dormidos.

2. Santorini (Grecia). La isla del romanticismo en Europa. Sus puestas de sol no parecen de este mundo. Ubicada en un archipiélago de islas volcánicas, su ciudad principal, en un acantilado frente a una caldera, es perfecta, con molinos de viento mirando al mar. En pareja se puede disfrutar de sus íntimos restaurantes con vistas, a 300 metros de altura sobre el mar.

3. Providenciales (Turcas & Caicos). En este rincón del Atlántico Norte, antigua colonia británica al sur de Bahamas, se puede gozar de una Luna de Miel en las que limitarse a playa, paseos, buena comida y descanso. Junto a reservas naturales donde encontrar esponjas gigantes, destacan sus grandes playas desiertas, a las que se llega tras un paseo en barca.

4. Cayo Ambergris (Belice). Esta pequeña isla cerca de las costas de México fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco gracias a la riqueza de sus fondos coralinos, la segunda mayor barrera de arrecifes del mundo. Una Luna de Miel aquí es perfecta por sus playas de dorada arena, así como el buceo entre mantas raya, tortugas marinas y langostas gigantes.

5. Hvar (Croacia). Esta isla del Adriático es de gran belleza. Cuenta con numerosas calas en las que poder tomar el sol o bañarse casi en soledad y su vegetación es salvaje, rica en lavanda y romero, lo que permite que el aire esté perfumado durante los meses más cálidos. ¿Un plan romántico? Paseos por la isla recogiendo precisamente esa lavanda, sin prisa y entre confidencias.

6. La Digue (Seychelles). No hay rincón de Seychelles que no sea un paraíso, pero el que es más conocido es el de esta pequeña isla al norte de la capital, ya que es allí donde se encuentran las playas de postal con grandes rocas y palmeras que se mecen poco a poco, casi rozando el agua turquesa. No son aguas profundas por los que se puede pasear dentro del agua.

7. Bora Bora (Polinesia Francesa). Otro de los destinos clásicos para una Luna de Miel, al otro lado del planeta. Es la ‘isla romántica’ por antonomasia. Rodeada por una laguna de corales y arrecifes de coral, sus lujosos resorts la han jalonado de cabañitas donde descansar rodeados del Pacífico por los cuatro costados. No hay plan más íntimo y, al mismo tiempo, hedonista.

8. Isla Chale (Kenia). Sentirse como dos Robinsones o como los protagonistas de ‘El lago azul’ es posible en esta isla a apenas 600 metros de la costa continental de Kenia. Aquí conviven cientos de mamíferos, reptiles y aves, con playas cuajadas de palmeras y arrecifes de coral. Lo más romántico son los baños de barro, donde, además, te echas unas risas con tu pareja.

9. Baros (Maldivas). Es una isla privada en el Índico a la que se llega tras un corto viaje de 20 minutos en lancha desde el aeropuerto internacional de Male. Esta isla tropical alberga un resort pequeño, íntimo, que se ha construido preservando la selva adyacente, por lo que es como estar en un safari, con hamacas y techos de paja, pero sin animales salvajes peligrosos.

10. Curaçao (Antillas Holandesas). Justo lo contrario encontramos en Curaçao, pues aquí ya no hay selva. La isla es minúscula y ha sido completamente colonizada por las casas, pero estas son de colores, muy bonitas y pintorescas, permitiendo un retiro de luz y color único, muy divertido, y con la posibilidad de noches de fiesta toda la semana. Perfecta para parejas marchosas.

Publicidad