América Norte

América Norte

Invierno en las cataratas Minnehaha Falls

Una caída de agua para ver por delante y por detrás

Cerca de donde el arroyo Minnehaha Creek se une al río Mississippi, hay una cascada que se congela durante el invierno creando una cueva temporal detrás de una pared de hielo. Esta cascada forma parte del Parque Minnehaha Park, muy cerca de la ciudad de Minneapolis. Una cascada llamativa por encontrarse en un entorno urbano.

Con vistas al río Mississippi, Minnehaha Park es uno de los parques más antiguos y populares de Minneapolis. Situado en la intersección de la avenida de Hiawatha y Minnehaha Parkway, el parque alberga una cascada de 16 metros de altura, acantilados de piedra caliza y unas vistas increíbles sobre el río. El parque es un oasis de naturaleza con robles, olmos, arces de plata, tilos, álamos y frondosos bosques nativos.

Minnehaha Park se encuentra en la orilla del río Mississippi, y las caídas de agua han sido durante mucho tiempo un lugar importante para la población de Dakota. Minnehaha significa "agua que cae" Los colonos blancos descubrieron estas cataratas alrededor de 1820, poco después de llegar a Minnesota. Minnehaha Fallas está muy cerca del Mississippi, y a solo un par de kilómetros de Fort Snelling, uno de los primeros lugares habitados por pobladores en la región.

Hay un puente justo por encima de las cataratas y varios senderos que van hacia la garganta en ambos lados. Y otro puente que pasa por debajo de las cataratas. Los senderos continúan a lo largo del arroyo hasta llegar al río Mississippi, que está a menos de 800 metros de distancia. También hay zonas con miradores y aunque hay señales de alerta y pequeñas vallas para impedir que entres demasiado cerca de la caída de agua, es más que obvio que muchas personas no hacen caso de las advertencias.

Desde la base, la cascada parece más alta, y existen pasos, muros de contención y un puente que rodea Minnehaha Fall, para permitir el acceso. En inviernos fríos, las cataratas se congelan creando un paisaje dramático. Los escalones que llegan hasta a la base también de convierten en puro hielo y pueden ser muy traicioneros. Y aunque por lo general las cataratas están cerradas hasta que se derrite el hielo, hay una actividad que consiste en pasar por detrás de la pared de agua congelada. La imagen es impresionante porque aparece una cueva natural de hielo.

Unas cascadas que pueden ser contempladas desde fuera, con el agua siguiendo su curso y desde dentro, gracias a la cámara que el hielo dibuja. Una cueva de hielo y roca, que gracias a la luz del exterior se convierte en una atracción en pleno invierno, un paisaje de estalactitas heladas.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.