América Norte

América Norte

Una increíble piscina natural en Texas

Hamilton Pool una maravillosa reserva natural en Austin

Hamilton Pool es una piscina natural que se creó cuando el techo de un río subterráneo se derrumbó a causa de la erosión hace miles de años.  A unos 37 kilómetros al oeste de Austin, Texas en los Estados Unidos, la piscina está rodeada por enormes paredes de piedra caliza y de grandes estalactitas que crecen desde lo alto de los que queda de techo. Desde 1960, Hamilton Pool ha sido uno de los lugares favoritos para bañarse, en los días calurosos del verano, para los habitantes  de la ciudad de Texas, y también para sus visitantes. Desde Hamilton Creek fluye el agua de la cascada de 15 metros que cae sobre la piscina natural y mantiene el nivel del agua bastante constante, incluso durante períodos de sequía. La postal es realmente increíble, de gran belleza. Un paisaje natural sorprendente, un pequeño paraíso que fue descubierto a finales del siglo XIX, cuando la zona aún era dominio de los indios Tonkawa y los indios Apaches. En aquellos años se ubicaba en un territorio que pasó a ser propiedad de Morgan C. Hamilton. El Condado de Texas adquirió el territorio y en 1980, Parques y Vida Silvestre declaró Hamilton Pool como el área natural más importante de las zonas rurales del condado de Travis. En 1990 este rincón maravilloso se convirtió en una reserva natural. Aguas turquesas y mansas, una cascada de 15 metros de altura y una vegetación un poco inusual. Orquídeas fuera de lo común y helechos gigantes, y fauna como anfibios, peces y reptiles. Lo que queda de la parte superior, está decorada con musgo y algunos arbustos que crecen colgados entre las propias rocas. Y multitud de golondrinas anidan en las paredes. Si visitas la zona en invierno el senderismo es una de las actividades principales en la reserva. Una caminata de ida y vuelta a la piscina, que desciende por un cañón estrecho con impresionantes afloramientos rocosos y exuberante vegetación. Paz en senderos junto al arroyo, aguas arriba hasta Hamilton Pool y la cascada, o la ruta de Canyon Trail, aguas abajo hasta la confluencia de Hamilton Creek con el río Pedernales. Se organizan rutas guiadas por la naturaleza todos los domingos a las 10h o reservando previamente. La calidad del agua de la piscina natural y del arroyo se chequean regularmente y en ocasiones se prohíbe el baño si las condiciones no son óptimas. Lo mejor es comprobar con antelación si está permitido. Hamilton Pool es parte de la Balcones Cayonlands Preserve y un entorno protegido.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.