Viajestic » Destinos

Descubre Croacia

Tras las huellas romanas en Pula, Croacia

La ciudad de Pula conserva mucho del paso de los romanos por Croacia: te contamos todo lo que no te puedes perder.

Pula. Croacia

Pixabay Pula. Croacia

Publicidad

Si te apasiona el mundo de los romanos y te gusta ver todas las huellas que dejaron en el mundo, entonces debes apuntar Pula a la lista de destinos a conocer. Y es que el Imperio romano estuvo durante siglos viviendo en Croacia, dejando huellas que se conservan todavía hoy en día.

Así, Pula es un lugar ideal para los amantes de la época romana. Se trata de una ciudad situada al noreste de Croacia, la de mayores dimensiones de toda la península Istria. Y allí quedan en pie varias obras arquitectónicas del Imperio romano. Entre ellas, destaca su anfiteatro, construido entre el año 27 y el 81 d.C.

Este anfiteatro está situado a orillas del mar y está hecho a base de piedra caliza. Mientras una de sus fachadas tiene tres alturas el resto cuentan con solamente dos. Pero pese a ello, es bonito, enorme (cabían alrededor de 20 mil personas) e imponente, pues está muy bien conservado. Este anfiteatro se completa con cuatro torres cuya función era la de abastecerse de agua con la ayuda de sus dos cisternas.

Coliseo | Pixabay

Además, en Pula se puede visitar su plaza del Forum o Foro romano. En su momento fue la plaza más importante de la ciudad y hoy en día sigue cumpliendo con su propósito. Allí, en esa plaza, se encuentra el Templo de Augusto. Data del Siglo I d.C y está dedicado a ese emperador. Tiene un total de 17 metros de largo y 6 de ancho y cuenta con 6 columnas. En su interior, actualmente se pueden ver varios relieves y esculturas de la época romana.

Por otro lado, también puedes admirar los mosaicos romanos de las villas que se encontraban junto a la Capilla de Santa María Formosa. Salieron a la luz durante los bombardeos de la II Guerra Mundial y hoy en día están expuestos para que los vean los más curiosos. Sin lugar a dudas el más importante de todos es el que narra el Castigo de Dirce, que data del siglo III. Su enorme tamaño, pues mide 12x6 metros, te impresionará.


Además de esto, siguiendo las huellas de los romanos en Pula encontramos el Arco de los Sergios. Se construyó en el año 27 a.C y todavía hoy puede cruzarse. Finalmente, puedes visitar los restos del teatro romano cuyo acceso es gratuito y lo poco que queda en pie de las que fueron las murallas que bordeaban la ciudad.

Publicidad