LUGARES PINTORESCOS

LUGARES PINTORESCOS

5 hoteles en los que se duerme dentro de una cueva

Sus habitaciones no pueden presumir de vistas, pero sí de encontrarse en algunas de las localizaciones más curiosas y, sobre todo, de ser el colmo de la privacidad. Son hoteles que se han levantado en cuevas de todo el mundo, pero en los que no falta un detalle (salvo las ventanas, claro).

¿Qué hacer con una mina de la que ya se ha extraído todo el mineral? Lo habitual es que, sencillamente, se abandone, de ahí que surjan pueblos fantasmas repartidos por todo el planeta que, décadas atrás, eran auténticas ciudades en desarrollo. Sin embargo, esta no tiene por qué ser la tónica obligada. Un ejemplo de ello son estos cinco hoteles que tienen en común su particular localización: en cuevas, bien naturales o resultado del trabajo minero; y que compensan el no tener vistas ni ventanas en sus habitaciones con un encanto diferente.

Sala Silver Mine Hotel

1. Sala Silver Mine Hotel (Sala, Suecia). Las antiguas minas de plata de Sala son una de las atracciones más interesantes del interior de Suecia. Sus habitaciones se encuentran a más de 100 metros bajo tierra, en lo que eran las antiguas galerías (no todas son hotel, ya que se mantienen las visitas turísticas a las grutas), y la más profunda, una suite a 155 metros bajo tierra, es la habitación de hotel a mayor profundidad del mundo.

Kokopelli's Cave

2. Kokopelli's Cave Bed and Breakfast (Farmington, Nuevo México). En este hotel del sur de los Estados Unidos, en medio del desierto, las cuevas proporcionan incluso una situación climática más confortable que el exterior. Aprovecha las cuevas y grutas provocadas por el paso del río La Plata y todo el complejo se encuentra dentro de la montaña. Al estar en una reserva natural, todo está creado para no dañar el medio ambiente. No se permiten mascotas ni se puede fumar dentro.

Museum Hotel (Uchisar, Turquía)

3. Museum Hotel (Uchisar, Turquía). En Capadocia existe un hotel de gfran lujo que sí, está dentro de una cueva. Incluso pertenece a la agrupación hotelera Relais & Châteaux. En este caso, se trata de un complejo de 30 habitaciones y suites que se ha levantado dentro de las antiguas casas-cueva de la región, añadiendo zonas abiertas al aire libre. Llaman la atención sus baños, que parecen mini-spas árabes, al estar en bóvedas interiores.

Cuevas Pedro Antonio Alarcón

4. Hotel Cuevas Pedro Antonio Alarcón (Guadix, Granada). El barrio de San Torcuato en Guadix, provincia de Granada, mantiene una tradición viva de la región: la de las casas-cueva; y en este caso, reconvirtiéndolas en hotel. Una estancia diferente en el interior de Andalucía cuyos apartamentos-cueva tienen capacidad para hasta ocho personas y no falta ni un jacuzzi en una de ellas para una escapada romántica. El estilo rústico andaluz es el predominante en la decoración.

Hotel Perivolas en Santorini

5. Perivolas Traditional Houses Hotel (Santorini, Grecia). Una de las islas más románticas del Egeo también esconde secretos, como el de sus casas en cuevas. Al igual que en otras partes del Mediterráneo, era una forma natural de aprovechar el terreno y huir del sol. En este caso, se han reconvertido en hotel boutique de lujo, en un área frente a la caldera de la isla que permite disfrutar de grandes vistas al salir de la habitación para darse un chapuzón en su piscina infinita. Todo un descubrimiento alejado, además, de las zonas más turísticas de la isla.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 23/06/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.