Europa

Europa

Un hotel centenario sobre una cueva y frente al mar

Grotta Palazzese. En el Adriático italiano, entre Bari y Brindisi, bajo el talón de la bota de Italia, descubrirás Polignano a Mare.

Polignano a Mare es un pequeño pueblo italiano con una historia larga e intensa, pero, aun a pesar de los vestigios de esa historia que se han conservado a lo largo de los siglos, su magia reside más en su orografía y sus piedras naturales que en las talladas y construídas. La pequeña localidad se erige en un acantilado, sobre una vertiente rocosa que luce y oculta grutas naturales junto al mar Adriático; se trata de un pueblo de calles serpenteantes pavimentadas en piedra blanca que a la vuelta de cada esquina miran al mar desde los rincones medievales que conservan. Es un lugar para pasearlo y para cenar en sus trattorias con vistas al mar y sentir bajo tus pies los siglos de historia que allí ocurrieron; es también un lugar para navegarlo descubriendo las cuevas y grutas que lo sostienen. Es el destino ideal para instalarte unos días y descubrir desde allí la costa adriática de Italia. Además, tenemos un hotel que recomendarte, uno que dice es de los más románticos de Italia, Grotta Palazzese. De todas las cuevas que subyacen a Polignano a Mare, la más grande es la Grotta Palazzese y sobre ella se sitúa el hotel que lleva su nombre; un cuatro estrellas con vistas al mar desde algunas de sus 25 habitaciones y desde sus restaurantes, uno de los rincones más bellos de Italia: el restaurante de verano está instalado en la misma Gruta Palazzese, un espacio de piedra caliza y techo abovedado con el mar en su misma puerta; es un lugar de ensueño para una cena romántica con delicias culinarias en el plato y el suave batir de las olas sobre las rocas como sonido de fondo; al tratarse de un espacio abierto, este restaurante se abre tan solo en el tiempo cálido del año mientras que durante sus doce meses se utiliza el que se ha habilitado en la planta superior, con las mismas vistas al mar pero totalmente acristalado. Las habitaciones que no disponen de vistas al mar disfrutan de otras no menos encantadoras, las del centro de este coqueto y antiquísimo pueblo y, además de los servicios propios de un hotel de su categoría, Grotta Palazzese dispone de acceso directo al mar, para que puedas recorrer las grutas desde el agua o trasladarte a la playa más cercana desde el mismo hotel. Si buscas el escenario de un romance, Polignano a Mare te espera y en Grotta Palazzese te hacen la reserva.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.