Europa

Europa

V8, un hotel para amantes del motor

Se llama V8 Hotel y está en Stuttgart, Alemania

Como sucede con la mayoría de los hobbies y aficiones, a veces llega un punto en el que se convierten en una parte más de nuestra vida. Disfrutamos de ellos siempre que se puede, pensamos en ellos, lo relacionamos todo con ellos y, en ocasiones, incluso soñamos con ellos. Da igual si es el cine, el deporte o los viajes, si coleccionamos cuadros, postales o nos dedicamos a seguir a un grupo de música por toda la geografía española. Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach idearon en 1885 el primer motor de gasolina, y lo hicieron en Stuttgart, Alemania. Por ese motivo, la ciudad ha estado siempre estrechamente ligada al automovilismo y, además de ser su ciudad natal, hoy se pueden visitar en ella los increíbles museos de las casas Mercedes Benz y Porsche. Es un viaje que todo aquel que ame los coches, debe hacer por lo menos una vez en la vida. Y, para conseguir que el viaje sea completamente perfecto, es necesario alojarse en el V8 Hotel. Este original hotel temático está situado en la localidad de Böblingen, a tan solo unos pocos kilómetros de Stuttgart, por lo que su ubicación es perfecta para conocer la zona y visitar todos los puntos clave de la historia del automóvil alemán. Al entrar en el V8 Hotel hay que sortear varios coches, tanto clásicos como modernos, que están expuestos alrededor de su recepción. La mayoría de los elementos que componen su decoración, e incluso sus propuestas gastronómicas, están realizados con piezas o diseños relacionados con el automóvil. Por ejemplo, en la carta de su restaurante se proponen postres con forma de biela o pistón y cerca del mostrador hay un sofá realizado con asientos de coche. Además de los numerosos cuadros que recuerdan la historia del sector y muestran coches curiosos y únicos. Cada una de las 34 habitaciones del V8 Hotel, de cuatro estrellas, es diferente y más original que la anterior. Una de ellas es un autocine, otra simula un túnel de lavado y algunas habitaciones se han convertido en un podio de Fórmula 1 con una carpa de Ferrari, un taller en el que se está reparando un Austin Morris Minor o una gasolinera Shell antigua. En ellas es posible descansar y soñar sobre cuatro ruedas. La inspiración vintage de la época dorada del automóvil se combina con otras habitaciones que destacan por sus líneas simples y modernas. Todas tienen wifi, televisión plana y son muy luminosas. El hotel cuenta con una zona de SPA, sauna y gimnasio en los que se podrá desconectar del mundo exterior, eso sí, siempre sin abandonar los detalles que recuerdan en qué tipo de hotel temático nos encontramos. Además, el V8 Hotel se encuentra justo al lado del Meilenwerk más grande de todo Alemania. Esta cadena y museo dedicado a los aficionados del automóvil ofrece una exposición de coches de época y modelos exclusivos, además de todo tipo de objetos relacionados con el sector, tales como ropa, maquetas y accesorios, una zona de restaurante, un bar y un espacio para realizar eventos.

Viajestic | Viajestic
| 16/03/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.