un CURIOSO POBLADO

un CURIOSO POBLADO

Gnomesville, la ciudad de los enanitos de jardín

Si te gustan los gnomos o los enanitos de jardín, no puedes dejar de conocer uno de esos lugares curiosos que te encantará explorar. Más de 3.000 figurillas tienen su hogar en una especie de parque temático en Australia sin rival en todo el planeta.

Hay un lugar en el que mires hacia donde mires, verás a miles de pequeños habitantes. Gnomos de todos los tamaños, formas y colores te darán la bienvenida y compartirán contigo sus historias personales. Estamos en Gnomesville, un lugar mágico y misterioso.

Que los gnomos existen es algo que ya sabemos, pequeñas criaturas que viven bajo tierra y que llevan sombreros rojos y puntiagudos. Y cuenta la leyenda que una vez un gnomo se encontraba cerca de la costa de Australia cuando una fuerza mágica extraña lo llamó y le guió hasta este lugar cerca de Bunbury. Lo cierto es que, poco después, más y más gnomos siguieron sus pasos, y hoy, miles residen en este lugar encantado. Algunas personas creen que un gnomo apareció al azar, y después la gente fue colocando sus gnomos allí para que el primero no estuviera solo.

Vicki Campbell y su marido Kevin jugaron un papel fundamental en los primeros años de Gnomesville. En los primeros años, el vandalismo se cebó con el poblado de gnomos, hasta que se supo que la mala suerte acechó a quiénes destrozaron a sus habitantes. Así que los gamberros dejaron de ser un problema. Después de un tiempo, fueron necesarias algunas mejoras y Kevin trabajó arreglando los espacios, y creando pistas, bordes, senderos y la estructura de Gnomesville. Hoy hay una placa conmemorativa en su honor, en el lugar en el que apareció el primer gnomo.

Bunbury es una gran ciudad en la costa de Australia Occidental, a unos 200 kilómetros al sur de Perth, y está a tan solo 30 minutos de Gnomesville. 
El lugar está abierto al público todo el año y la entrada es gratuita. Un plan perfecto, especialmente si viajas con los más pequeños.

Además, si tienes un enanito de jardín o un gnomo y ya no sabes dónde meterlo pero te da cosa tirarlo, ahora ya sabes que hay un lugar en el que él, se sentirá como en su propia casa. Gnomesville te invita a aportar tu granito de arena. A veces, estar en un jardín sin que nadie te haga ni caso puede ser un poco duro para tu pequeño amigo. Puedes llevarlo a él, e incluso a toda la familia, e incluso puedes poner su nombre en el sombrero con la tinta indeleble para que nunca nadie olvide quién es. Anota también la fecha para facilitar el trabajo a los arqueólogos en años venideros.

Coloca a tu pequeño gnomo donde quieras, sin sustituirlo por ningún otro y sin que ocupe espacio en los senderos. ¡Ah! Y te avisan de que dañar a un gnomo trae mala suerte, así que cuidadín.

Gnomesville es uno de esos lugares curiosos que te encantará explorar. Y es que esos pequeños y adorables enanitos de jardín tienen algo misterioso. Y esta inmensa comunidad de enanitos ha crecido y crecido a lo largo de los años.

Hay gnomos por todas partes, y la verdad es que, vistos así, todos juntos, dan como cosilla. Actualmente hay más de 3.000, todos con su espacio propio, su nombre y su historia detrás. Los jardineros creen que los gnomos traen buena suerte y ayudan a crecer a las plantas y a los animales. A lo mejor es verdad y por esp los vemos habitualmente en algunos jardines del mundo.

El lugar en el que se ubica Gnomesville, el valle de Ferguson, es un lugar muy turístico en Australia, y si ves visitantes de todo el mundo con un enanito en los brazos ya sabes el por qué.  Si quieres que el tuyo sea incluido en la comunidad, tiene que tener una identidad. Hay que saber de dónde es y además tienes que dejar alguna información importante acerca de su historia personal. En Gnomesville hay gnomos de Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda y España, entre otros, y es que, gente que ama a los enanitos de jardín hay mucha.

Un gran plan para pasar unas cuantas horas paseando pueblos y claros llenos de gnomos juguetones, traviesos y sentimentales que viven en grupo, escondidos, cuelgan en los árboles, juegan al cricket, e incluso vuelan en avión. Gnomesville es una experiencia única.

Más información:
Gnomesville

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 01/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.