GEOGRAFÍA PARA CURIOSOS

GEOGRAFÍA PARA CURIOSOS

Las 10 fronteras más curiosas del planeta

La geografía, una decisión política o la propia naturaleza se han encargado de crear todo tipo de divisiones entre países. Algunas de ellas, de una gran belleza y bastante curiosas. Coge tu pasaporte y cambia de país.

Triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

1. Conocida como la Triple Frontera, el cruce de los lagos Iguazú y Paraná, a un paso de las famosas cataratas de Iguazú, forma una majestuosa T. Cada uno de los lados de tierra es un país diferente, en este caso: Brasil, Paraguay y Argentina. Se trata de una frontera natural en plena selva, en la que no ha hecho falta la acción humana para demarcarla.

Frontera entre China y Mongolia con dos dinosaurios

2. No hace falta irse a un Parque Jurásico para que una frontera posea dinosaurios. Así es esta frontera que delimita el paso entre China y Mongolia. Ambos animales parece que estuvieran besándose y son prácticamente lo único curioso en una gran carretera en medio de la estepa.

Peces en la frontera entre Ucrania y Polonia

3. No es la única frontera con animales. En una de las divisiones entre Polonia y Ucrania se decidió crear un curioso motivo de dos peces, conseguido arando la tierra. Cada año, con motivo de un festival de arte local en honor a la Tierra, se crean nuevos peces en la frontera.

Cruces que delimitan Bélgica y Holanda

4. Una simple demarcación con cruces en el suelo es lo que permite saber cuándo estamos en Holanda y cuándo en Bélgica si nos encontramos en la ciudad de Baarle. El pueblo se divide en dos municipalidades, el de Baarle-Hertog (belga) y el de Baarle-Nassau (holandés).

Kazungula, un punto de encuentro de cuatro países africanos

5. Kazungula. En el tramo del río Zambeze cercano a esta ciudad se unen hasta cuatro países. Toda la orilla que se ve a la derecha en la imagen es de Zambia a la izquierda, el pico superior es Namibia, el de abajo a la derecha pertenece a Zimbabue, y el terreno a la izquierda se reparte entre este último país y Botswana.

La mesa de picnic que delimita Hungría, Austria y Eslovaquia

6. Una mesa de picnic es una de las fronteras más peculiares del mundo. En el centro de la mesa confluyen los límites de Austria, Hungría y Eslovaquia. Al ser los tres miembros de la Unión Europea, no es necesaria ningún tipo de aduana, así que mucho mejor apostar por la fraternidad.

Basta cruzar el puente para estar en EEUU o Canadá

7. Entre Estados Unidos y Canadá hay muchísimos puestos fronterizos, algo lógico al tener una de las fronteras más largas del mundo. Sin embargo, no todas son puestos gigantescos de control. Las hay que son endebles puentes de tablones de madera con las dos banderas.

El Triángulo Dorado que une Laos, Myanmar y Tailandia

8. Se le llama 'el Triángulo Dorado' y es una estructura que se ha creado en donde confluyen las fronteras entre Tailandia, Laos y Myanmar, sobre un río. Lo habitual es hacerse una foto con esta estructura al lado desde Tailandia, donde hay tierra, además del río.

La minimalista frontera entre Letonia y Lituania

9. Un simple palo clavado en la arena de la playa es lo único que nos avisaría de que estamos abandonando Lituania para acabar en su vecina Letonia, o viceversa. Una opción genial que permite disfrutar de la costa sin necesidad de crear infraestructuras que mermen el paisaje.

Puente del estrecho del Oresund

10. El puente del estrecho del Oresund permite viajar de Dinamarca a Suecia en pocos minutos. Esta gran obra de ingeniería es una de las fronteras más tecnificadas y todo un desafío, al coincidir varias vías de tren y calzadas para vehículos a varias alturas. Tiene hasta su propia serie de televisión.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 11/07/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.