Europa

Europa

Un finca en Sartène, el sur de la isla de Córcega

El más corso de los pueblos de Córcega

Córcega, la isla francesa en el Mediterráneo es un destino maravilloso para unas vacaciones en Semana Santa. Hoy recomendamos la localidad de Sartène. Primero por ser uno de los pueblos más auténticos en el sur de la isla, y segundo, porque queremos presentaros un alojamiento único y exclusivo, para perderse, literalmente, del mundo. Al entrar en Sartène hay un cartel con la cita del historiador francés Prosper Merimée: “Es el más corso de los pueblos de Córcega“. Sartène está construido en altura en un extremo del Monte Rosso, por lo que domina el valle del Rizzanese y se extiende de Cap de Tozzino a la punta de Roccapina. Y aunque no es un pueblo costero, muy cerca hay playas espectaculares como la playa de Roccapina. Pasear por Sartène es adentrarse en la Córcega medieval y hay mucho que ver en la localidad. Edificios históricos, museos, edificios religiosos y la Garita del Siglo XVI símbolo de la ciudad. La región cuenta con multitud de emplazamientos prehistóricos, a 15 kilómetros de Sartène, el plateau de Cauria, de cerca de 4500 años, con monumentos megalíticos como el de Renaghju, formado por casi 50 menhires, o el de Cardiccia. Y el dolmen de Fontanaccia, uno de los mejor conservados de Córcega, o el célebre alineamiento de menhires de Stantari. Pasar unos días en esta parte de la isla es una experiencia maravillosa, y os proponemos como alojamiento,el A Figa Villa de Córcega. Un edificio construido en el siglo XVII y que se ha mantenido maravillosamente en ese estilo original.  Es la propiedad de la firma de una cartera de impresionantes edificios, rodeados de hermosos paisajes, alrededor de la costa de Córcega. En este en concreto, se pueden alojar hasta siete personas, y es una  casa alta tradicional, que se ubica en una  cadena montañosa. Es como alojarse en una finca retirada en un lugar mágico y rodeado de naturaleza. Especial para aquellos que no buscan los lujos de la vida moderna y aman estar al aire libre. Precios desde 890 euros la noche. La conexión a Internet WiFi es posible en función de la ubicación de la villa o bajo petición en los restaurantes. Hay que tener en cuenta que el acceso a cada casa y alrededor de la finca, en general, es por pistas,  así que un coche 4X4 es esencial. Hay una piscina única, hecha de piedra original, para que disfrutes en los días de primavera y verano. Y solo por alojarte en esta villa, tienes acceso al balneario de playa Murtoli, donde pasarelas de madera conectan una variedad de salas de tratamiento y de hidroterapia. Vas a poder realizar actividades tradicionales del sur de Europa, como la caza y la pesca, bien sea a pie o a caballo. Y si lo prefieres, paseos preciosos en plena naturaleza. La restauraciónnos la proporciona la granja del Murtoli, ya que hay al menos de 10 a 20 minutos de coche hasta la localidad más cercana. Y dispones de una pequeña cocina en la propiedad. Vamos a estar en pleno campo y en una zona montañosa. En la finca hay jardines esculpidos y cerca, calas de playa y cabañas para nadar y relajarse.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.