Europa

Europa

Un fin de semana en Berlín

Una metrópoli por descubrir

Berlín se ha convertido en uno de los centros creativos y culturales más estimulantes de Europa. Esta ciudad está  siempre en constante movimiento y en constante crecimiento. Este es un año especialmente importante para la capital alemana porque celebra el 25 °Aniversario de la caída del Muro. La cita es el el 9 de noviembre pero la ciudad lo celebra a lo largo de todo el año, habrá eventos y exhibiciones especiales  para conmemorar este acontecimiento histórico de la vida de los berlineses . Qué ver Berlín es un monumento en sí mismo, con una carga histórica tremenda, y puede presumir de contar con más de 200 museos. Los principales se concentran en la zona de la antigua Berlín Oriental denominada la Isla de los Museos. No puedes dejar de visitar algunos de los más famosos como el impresionante Museo de Pérgamo que impacta por las maravillas que esconde dentro, edificios a tamaño original, reconstruidos, tales como el altar de Pérgamo, la Puerta de Ishtar de Babilonia y la puerta del mercado de Mileto, formados por partes tomadas de las excavaciones originarias. Todas estas maravillas fueron desmontadas y escondidas al fnal de la guerra para evitar su destrucción. Una obra monumental en sí misma. Ocupando la toda la superficie de la Plaza Potsdamer se situa el Museo del Holocausto, una escultura-homenaje a base de bloques de hormigón dispuestos en filas y llegando a diferentes alturas sobre un terreno irregular. La idea es entrar en este laberinto y sentir, como sentían los hombres y mujeres que sufrieron la violencia de la persecución y la muerte. Adentrarte en este monumento es no saber que te espera a la vuelta de cada bloque, la incertidumbre de no saber por donde vas a salir, enfrentarte a un pasado que jamás debió de ocurrir. Realmente impresiona. La Puerta de Brandenburgo, símbolo berlinés, es el inicio del parque Tiergarten y de la Avenida del 17 de junio, y está al lado de otros lugares de interés como el Reichstagse, el parlamento alemán, o la Columna de la Victoria. El Tiergarten, un gran espacio verde lugar de recreo de los berlineses, el auténtico pulmón verde de la ciudad. La columna de la Victoria es un faro desde el que se puede disfrutar de unas fabulosas vistas tras subir una escalera de caracol de 265 escalones y está ubicado en le Avenida del 17 de junio. El parlamento alemán, el Reichstagse, se puede visitar y tiene un restaurante en la parte de arriba, el restaurante Käfer, en el que es imprescindible reservar. Aunque no vayas a comer allí, subir merece la pena. La terraza y la cúpula están abiertas diariamente de 8 a 24hs, y el último ingreso es a las 22hs. Si tienes reserva para comer o cenar puedes subir directamente. Si no, hay que acercarse al centro de visitantes para solicitar una entrada o reservar con antelación por internet. La vista de Berlín desde la terraza del Parlamento es una de las más bonitas de la ciudad. Detrás de la Isla de los Museos se extiende Mitte, el centro neurálgico del Este. Es el antiguo barrio judío, cuna de la burguesía intelectual, transformado ahora en el distrito bohemio de la ciudad. Aquí encontrarás muchos restaurantes y galerías de arte. Edificios históricos como el Hackesche Hófen, un edificio de 1905, compuesto por un laberinto de patios decorados con exquisitos azulejos de principios de siglo. Más allá, en las callejuelas de Mitte casas neoclásicas con pequeños jardines escondidos e iglesias que aún conservan agujeros de bala de la guerra. Este barrio es también el centro de la vida nocturna. Y por supuesto, no puedes irte de Berlín sin pasar por Checkpoint Charlie, una de las visitas favoritas de los turistas. Junto al antiguo puesto de control del ejército norteamericano, el museo que muestra el rosario de intentos de fuga de los berlineses del Este soviético al Oeste capitalista. Los últimos vestigios del muro para nostálgicos se encuentran en East Side Gallery, en la zona de Friedrichshein. Un recuerdo de 1.316 metros en Mühlenstrasse para no olvidar la historia más reciente de Alemania. La iglesia de Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, es una iglesia evangélica luterana conocida también como iglesia del recuerdo.  Se construyó en memoria del  emperador Wilhelm.  Este templo neorrománico con sus cinco torres  no se salvó de los ataques aliados a la capital alemana, aunque no llegó a caerse del todo. Se decidió conservar la iglesia como recuerdo de la inutilidad de la guerra. Esta iglesia, y la plaza Breitscheidplatz  donde se ubica, es uno de los pocos lugares que quedan en Berlín que nos lleva a la época de la  II Guerra Mundial. Oscura por las llamas, salvada in extremis del derrumbe, se ha convertido en un recordatorio de lo que nunca debió ocurrir. También merece la pena acercarse a la Catedral de Berlín, conocida como la iglesia más bella de la ciudad, Berliner Dom en alemán es el templo de la Iglesia Evangélica en Alemania. Dónde comprar En los almacenes de KaDeWe podremos encontrar absolutamente de todo desde la zona de moda hasta la zona de restauración. Una magnífica selección de marcas de moda se presenta a través de más de 60.000 metros cuadrados con un boulevard de lujo, tres plantas de moda, un salón de belleza, entretenimiento, y productos para el hogar y estilo de vida. Las tiendas de alimentación en la 6 ª planta ofrecen una gama de opciones de 400 tipos diferentes de pan, 2.400 vinos, quesos y 1300 incluso 1200 tipos de salchichas. Los grandes almacenes Quartier 206 presentan una selecta variedad de marcas de lujo y de los objetos más caros del mundo, colecciones y confecciones que, en algunos casos, se presentan  por primera en el mercado alemán. Las mejores marcas de lujo se dan cita en este centro comercial. Dónde comer Muy recomendable el Lorenz Adlon Esszimmer, el restaurante con dos estrellas Michelin situado en el Hotel Adlon Kempinski, que atesora una historia de prestigio. Desde que abrió en 1907, su opulento comedor ha dado la bienvenida a lo mas granado de la alta sociedad berlinesa ofreciendo sus platos de autor. Esta lleno de sorpresas artísticas culinarias que se ejemplifican en platos tan extravagantes, como los helados de pepinillo, la crema de erizo de mar y trufas al Perigord. Dónde alojarse Cualquiera de los hoteles cercanos a la Puerta de Brandenburgo por su situación estratégica son ideales. Disfruta en primavera de una de las ciudades más vibrantes de Europa. Berlín es una ciudad que no olvidarás. La capital alemana es siempre una experiencia única.

Viajestic | Viajestic
| 14/03/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.