LAS FIESTAS MÁS TERRORÍFICAS, EN IRLANDA

LAS FIESTAS MÁS TERRORÍFICAS, EN IRLANDA

Entre escalofriantes castillos y mansiones encantadas en el lugar donde nació Halloween

La noche de la víspera de Todos los Santos, cuando los espíritus de los muertos y las almas perdidas vagan por la Tierra, no es una más en Irlanda. En la isla nació la costumbre de celebrarlo tal como lo hacemos hoy y se mantiene la tradición como en ningún otro rincón del planeta.

A lo largo de los siglos, la violencia y el derramamiento de sangre han ido conformado la historia de Irlanda, por ello no debe sorprendernos que existan un sinfín de lugares en los que se afirme que los horripilantes acontecimientos del pasado hayan dado lugar a espantosas apariciones fantasmales. Una vivencia verdaderamente terrorífica para muchos de los que las han experimentado.

Los fantasmas irlandeses no son solo viejas leyendas de espíritus y espectros, porque son reales, o eso dicen. Y suelen aparecer en noches frías y oscuras, y especialmente ne la noche de Halloween. El 31 de octubre está a la vuelta de la esquina, y ya casi no queda tiempo para preparar la noche más terrorífica del año. Hoy os proponemos algunos lugares muy especiales por si queréis ver y sentir fantasmas, espectros u otros seres del más allá.

El Castillo de Leap, en el Condado de Offaly es un castillo irlandés muy popular. Entre otras cosas por los numerosos fantasmas que vagan por él. Miles de personas acuden a este castillo cada año no sólo para maravillarse con su historia y su belleza, sino también para conocer a esos habitantes tan especiales que viven allí pero que pertenecen a otro mundo. Se dice que uno de los seres que vaga por allí es la hija del Señor del castillo. Su padre le concertó un matrimonio con un hombre rico, pero ella estaba enamorada de un pobre granjero. Cuando su padre se enteró lo mató y más tarde, en venganza, una noche cuando su padre dormía ella le mató. Poco después, la hija fue empujada por una mano invisible desde lo alto del castillo, probablemente por su padre muerte. Y tres muertes trágicas ya son muchas. Hay quien ha oído gemidos y llantos misteriosos y quien ha visto las luces encendidas en el interior del castillo.

El Castillo de Skyrne, en Condado de Meath, está situado cerca de la antigua colina de Tara, donde se han desenterrado muchos esqueletos. Skyrne fue construido por un caballero normando en el siglo XII, y parece estar habitado por varios espectros, entre otros el de una monja, y el de una figura alta con capa y su perro. Pero su espíritu más famoso no es ninguno de estos. En el siglo XVIII, una dama llamada Lilith Palmerston fue violada y asesinada por Phelim Sellers en este lugar, y Lilith es uno de los fantasmas rondan el castillo, una mujer vestida de blanco es la más famosa de Skyrne. La gente afirma haberla visto y también haber escuchado sus gritos en la oscuridad de la noche. En resumen que acercarse allí de noche puede resultar aterrador.

El Castillo Kinnity, en el Condado de Offaly, es uno de los castillos más encantados de Irlanda. Un castillo que ha tenido una larga y turbulenta historia. Destruido y reconstruido en varias ocasiones, ha pasado por diferentes manos y propietarios.

En numerosas ocasiones el personal del Castillo y sus visitantes han visto al fantasma Monk of Kinnitty, el monje de Kinnity, atravesando sus muros. Y no es precisamente un fantasma silencioso, pues a veces se comunica con el personal de servicio y con algunos clientes.

Y es que hoy en día, Kinnitty Castle Hotel es un hotel de lujo que ofrece un restaurante decorado en estilo georgiano, un bar en una biblioteca que alberga una colección única de libros antiguos y de revistas, y que ofrece un exquisito estilo Luis XV en la sala de dibujo. Uno de esos lugares estupendos en los que pasar la noche más terrorífica del año, porque además de a lo mejor darse de bruces con un fantasma, un puede realizar actividades ecuestres, pesca, caza y tiro al plato y caminar, en medio del esplendor de las montañas Slieve Bloom en el corazón de Irlanda.

En el Castillo McMahon, en el Condado de Clare, hay una habitación cerrada en la que se dice que hay un espíritu maligno. Tan maligno, que los que han entrado en ella no han sobrevivido para contarlo. La última vez que las piedras que cierran la cámara se abrieron fue a finales de los años 20. Un exorcista entró en la cámara para liberar a la terrible criatura que lo habitaba, pero apareció muerto a la mañana siguiente entre las ruinas del gran salón. La autopsia señaló un fallo cardíaco como la causa de su muerte, y ninguno de los que vieron su cadáver pudo olvidar el semblante de absoluto terror dibujado en su rostro.

El castillo lo puedes visitar en Carrigaholt, en la desembocadura del río Shannon, que forma parte de la península Loop Head, hogar de 120 residentes delfines de nariz de botella de Irlanda. Carrigaholt es un antiguo puerto pesquero dominado por este castillo del siglo XV, construido por la familia de MacMahon en 1480.

Ya sea para echar un vistazo o para contactar con los espíritus de las almas perdidas, pasar la noche en un castillo encantado en la noche más aterradora del año, es toda una experiencia.

Marta Rivas | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.