Podría decirse que Irlanda es un país de ensueño. La isla esmeralda, como se la conoce desde siempre, cuenta con paisajes de ensueño que conseguirán que viajeros de todo el mundo se queden embobados y se piensen dos veces quedarse a vivir para siempre entre sus montañas, sus acantilados y sus pueblos con encanto. Cuando pensamos en Irlanda, pensamos automáticamente en un lugar verde en el que perderse, y a veces se nos olvida que cuenta, además, con muchas ciudades interesantes que merece la pena visitar al menos una vez en la vida.

1. Dublín: tenemos que empezar hablando de su capital, porque es el centro de todo y porque tiene encanto suficiente como para que podamos empezar nuestra visita por sus calles empedradas y un ambiente agradable que atrae a cualquiera. Dublín es una ciudad encantada de acoger a turistas, lo demuestra en cada detalle y en cada rincón encontraremos un punto de interés. Es una ciudad bonita, perfecta para pasearla durante un par de días. Cuenta, además, con el Parque Phoenix, el parque urbano más grande de Europa, donde con apenas dar unos paseos nos sentiremos completamente lejos del ruido de la ciudad.

Galway | Wikipedia (Alvaroadlf)

2. Galway: esta ciudad bohemia se popularizó gracias a la canción de Ed Sheeran, “Galway Girl”, y seguro que muchos lo agradecieron. Galway, con sus numerosos festivales y su colorida forma de vida, es una de las ciudades más interesantes de Europa, para quien quiera disfrutar de largos paseos a orillas del mar, de una buena comida o de unas calles que se remontan, en algunos casos, al siglo XIII.

Cork | Pixabay

3. Cork: dicen que los habitantes de la segunda ciudad más poblada de Irlanda viven enamorados de su lugar de origen y no nos extraña. Además de tener una vida cultural y social de lo más animada, Cork cuenta con la particularidad de estar ubicada en una especie de isla en medio del río Lee, protagonista indiscutible de la ciudad. Muy cerca de Cork se encuentra Cobh, un pueblo marinero donde se encuentra el último puerto de escala del Titanic.

Killarnaey | Wikipedia (Dmol)

4. Killarney: como cuenta con apenas 15.000 habitantes, esta ciudad casi puede considerarse un pueblo que nos regalará lo mejor de Irlanda, lo que vamos buscando, sin que además dejemos de visitar un antiguo asentamiento que también cuenta con mucha historia. Se encuentra a orillas del lago Leane y es una de las paradas de la ruta Anillo de Kerry, que te llevará por increíbles puertos de montañas y playas espectaculares.

Westport | Wikipedia (Andreas F. Borchert)

5. Westport: por último, aunque no menos importante, esta pequeña ciudad de 7000 habitantes que representa, por completo, el sueño viajero irlandés. Además de contar con un sinfín de actividades a disposición de los viajeros, Westport es perfecta si lo único que deseamos es disfrutar de un lugar tranquilo en el que estar en contacto con la naturaleza, absorbiendo además mucho de la vida irlandesa.