Viajestic » Destinos

Bocado de lujo

El donut más caro y grande del mundo se degusta en Nueva York

El donut más caro y grande del mundo está hecho de oro y champán. El chef filipino Bjorn DelaCruz vende el Golden Cristal Ube Donut por 100 dólares los viernes y bajo pedido en su restaurante Manila Social Club en Brooklyn.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Purificación Álamo | @purichialamo | Madrid
| 27.01.2016 00:00

Es la última excentricidad de Nueva York. Muchos neoyorquinos están dispuestos a pagar 100 dólares (unos 92 euros aproximadamente) por un exótico donut que brilla como el oro por fuera y es morado por dentro. Esta rosquilla gigante está recubierta con láminas de oro de 24 quilates comestibles con un relleno a base de ube -un tubérculo filipino de color morado-, gelatina y glaseado de cristal.

Este donut de récord –es el más grande y el más caro del mundo- lo ha creado el chef Bjorn DelaCruz, jefe de cocina y copropietario del restaurante filipino Manila Social Club en Williamsburg, Brooklyn. La idea se le ocurrió después de realizar una rosquilla espolvoreada de oro para el evento donuts organizado conjuntamente con los propietarios de la cervecería Bushwik. Después, cuando el rey del brunch neoyorkino quería hacer algo especial para el menú de Año Nuevo de su restaurante, se le ocurrió crear esta gran rosquilla con relleno de mermelada y mousse de champán que brillaba como un lingote de oro.

El donut más grande del mundo

Esta joya comestible efímera dejó de serlo cuando DelaCruz subió una foto a Instagram. Se convirtió rápidamente en viral y los neoyorquinos empezaron a llegar los viernes al restaurante Manila Social Club de Brooklyn para recoger su gigante donut. Al chef no se le pasó por la cabeza que fuera a tener tanto éxito y mucho menos que llegara a recibir pedidos de una docena de estos lujosos donuts.

El donut más grande del mundo cuenta con la bendición de los críticos gastronómicos. Hasta Adam Platt, el oráculo culinario del New York Magazine, reconoce en una entrevista en Grub Street que le gusta el sabor dulce, la textura crujiente y el acabado final del cristal del donut aunque critica la envoltura de oro, que le parece de mal gusto y, desde luego, el precio le parece abusivo. No cree el crítico gastronómico que el donut realmente valga 100 euros. No pensará lo mismo su creador.

Si tu economía te lo permite y quieres darte el capricho de saborear el donut de oro tienes que hacer la reserva el jueves en el Manila Social Club de Nueva York y recogerlo el viernes o esperar a que te lo entreguen en alguno de los distritos de la ciudad de los rascacielos en una bonita caja con un lazo morado.

El restaurante Manila Social Club era uno de los lugares más de moda de Nueva York, pero ahora su fama ha traspasado las fronteras de la ciudad de los rascacielos por el Golden Cristal Ube Donut.

Más información:
Manila Social Club

Publicidad