TURISMO ACTIVO DE INVIERNO

TURISMO ACTIVO DE INVIERNO

Diversión en la pista de patinaje sobre hielo más larga del mundo

El embalse de Lipno se congela cada invierno y sus 10 kilómetros de largo se convierten en la pista de hielo más larga, ¡y en plena naturaleza! Es solo una de las cinco opciones que te damos para disfrutar de la nieve y el invierno en todas sus modalidades en la República Checa.

patinaje en el lago Lipno
Patinadores sobre el lago Lipno en Frymburk (Rep. Checa) | Vltava

El corazón de Europa también se reivindica como espacio perfecto para una aventura en la nieve. Aquellos que quieran huir de los Alpes o de los Pirineos tienen en la República Checa una más que magnífica opción. De hecho, no es exagerado decir que este pequeño país lo tiene todo en materia de patinaje y esquí, además de una de las carreras de trineos con perros más difícil de Europa. A apenas dos horas del aeropuerto de Praga encontramos cinco opciones con las que disfrutar de la nieve al mismo tiempo que alternamos con una cerveza artesana, la mejor gastronomía y la hospitalidad checa

Descenso en Krkonose

1. Un descenso en Krkonoše. Se trata de la región de esquí por excelencia de la República Checa y se encuentra situada en las montañas del mismo nombre. Tiene una amplia oferta de estaciones, entre las que destacan las de Černá hora, Špindlerův mlýn, Harrachov o Pec pod Sněžkou. Si buscas nieve en polvo y mucha diversión, éste es tu lugar.

Esquí de fondo en Sumava

2. Esquí de fondo en el Parque Nacional Šumava. Ubicado al sur del país, está considerado como el paraíso checo para los esquiadores de fondo. Y todo porque cuenta con 70 kilómetros de pistas acondicionadas y muy bien señalizadas, con circuitos aptos para esquiadores avanzados, pero también con otros para principiantes. Si quieres aprovechar la ocasión para hacer turismo internacional, adéntrate en las partes del recorrido que pertenecen a Alemania y a Austria, respectivamente, sin quitarte los esquís.

trineo de perros

3. Carreras de trineos con perros. En la sierra de Orlické Hory, al noreste del país, se celebra cada mes de enero la que está considerada la carrera de trineos con perros más difícil de Europa. Lo que empezó como uno de los medios de transporte más antiguos se ha convertido en un espectacular deporte que combina la fuerza animal con la destreza de los tradicionales 'mushers', unidos para alcanzar un objetivo común: surcar en cuatro duras etapas los 240 kilómetros que conforman la ruta de la carrera Šediváčkův long. Esta emocionante competición tiene lugar del 24 al 30 de enero.

patinaje sobre hielo en Praga

4. Patinar en el centro histórico de Praga. Si prefieres quedarte en la ciudad y te apetece compaginar una escapada a Praga con la practica de un deporte menos intenso, lo tuyo es el patinaje sobre hielo en alguna de las distintas pistas que se abren en invierno en el centro. Una de las más bonitas es la que se coloca cada año bajo la torre de televisión de Žižkov. También son muy recomendables las de la plaza Dolní Náměstí de Olomouc y la del parque Lužánky en Brno.

Patinaje sobre el lago Lipno

5. Patinar en un embalse helado. Si prefieres patinar sobre un embalse helado, no te pierdas la experiencia de hacerlo en la región de Šumava, en cuyo embalse de Lipno se monta cada invierno la pista de patinaje más larga del mundo, que alcanza los 10 kilómetros. Para conocerla sólo tendrás que esperar a que las temperaturas bajen un poco.

Más información:
Turismo de la República Checa

Viajestic | @Viajestic | Madrid
| 14/12/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.