El Carnaval de Invierno de Quebec comenzó a celebrarse en el año 1894 y es uno de los eventos más populares del país canadiense, al cual llegan un gran número de turistas atraídos por sus peculiaridades. Este año tendrá lugar entre el 7 y el 16 de febrero, diez días para disfrutar de todas las actividades que ofrece para todo el público.

Es una de las fiestas más importantes de esta época y el Carnaval de Invierno más grande del mundo. Lo único que vas a necesitar para pasarlo a lo grande será ropa de abrigo y muchas ganas de vivir esta nueva experiencia a pesar de las condiciones climáticas que no soportarán fácilmente los amantes del verano. Para los canadienses, sin embargo, es el mejor momento para salir de sus casas y disfrutar de los mejores días invernales.

Quebec | Wikipedia (Marias Garabedian, Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license

Esta tradición empezó gracias a los antepasados de esta ciudad que, cansados de soportar las duras condiciones que se dan en Canadá durante esta época, decidieron llevarlo de una manera más amena y crear así una serie de actividades en las que podían participar desde los más pequeños, haciendo los días más amenos.

En tu visita a este Carnaval conocerás a su mascota oficial, Bonhomme, un gran muñeco de nieve de unos dos metros que lo distinguirás de cualquier otro por su sombrero rojo y su faja atada a la cintura, entre sus botones. Encontrarte con él es una alegría para todos los visitantes y, si quieres honrarle de alguna manera, en cualquier tienda de recuerdos podrás adquirir una faja como la suya para ponértela también.

Quebec | Wikipedia (Stagiairec, Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International license)

Los desfiles y pasacalles son algo también típico, además del Palacio de Hielo de Bonhomme, de visita obligatoria. Aunque si hay algo famoso en esta festividad es la carrera de canoas de hielo en el río Saint Lawrence. En ella, los participantes deben remar sus canoas sobre el río pero con una dificultad añadida y es que este contiene grandes trozos de hielo, lo que lo hace aún más difícil.

Parques de atracciones, paseos en trineo o un tobogán gigante son algunas de los lugares más queridos por los visitantes, además de las pistas de patinaje sobre hielo que no podían faltar en este evento. Además, si te gustaría vivir una experiencia más exquisita, te recomendamos ir al baile de máscaras celebrado en el Chateau Frontenac.