Ya sabemos que no es lo mismo viajar con tus amigos que con tu pareja o con tus hijos pequeños. Dependiendo del momento en la vida en el que estés, te apetecerá más un tipo de viaje que otro y, por lo tanto, unos destinos se adaptarán más que otros a tus necesidades.

De esta manera, te planteamos cinco casos posibles que se pueden dar y cinco destinos perfectos para cada uno de los momentos:

1. En familia y con niños: si estás preparando tus vacaciones en familia, posiblemente tengan que ser en una época en la que todos podáis estar de vacaciones, por lo que el verano es la mejor opción para conectar más con los tuyos. En este caso, unas vacaciones en Malta es una de las mejores opciones puesto que tanto adultos como niños se lo pasarán en grande. Uno de los lugares más atractivos para los niños es el Pueblo de Popeye, donde se lo pasarán en grande en este pequeño parque de atracciones.

Dublín | Pixabay

2. En solitario: no todo el mundo se atreve a viajar en solitario, ya sea por miedo a que le ocurra algo, a sentirse realmente solo o quizás únicamente porque le cuesta lanzarse a ello. Sin embargo, es una de las mejores maneras de conocer la esencia del lugar y a los lugareños, que en muchos lugares te acogerán con los brazos abiertos. Uno de los destinos más elegidos por los viajeros es Irlanda, ya que su gente es muy agradable y sus paisajes verdes enamoran a cualquiera. Todos los lugares suelen estar muy bien conectados entre sí y, siempre que te aburras, puedes entrar a un típico pub irlandés donde escucharás música en directo.

Cancún | Pixabay

3. Con un gran grupo de amigos: el último año de la carrera, la graduación, una despedida de soltero o cualquier acontecimiento es ideal para celebrarlo con tus amigos. Lo ideal, planear un viaje en el que nadie falte y disfrutar todos juntos de algo tan especial. Si podéis ahorrar un poco, un viaje que todos quieren hacer es a Cancún. Playas de ensueño, fiesta y muchos lugares que visitar como yacimientos mayas, son solo algunas de las cosas que allí os esperan.

París | Pixabay

4. Con tu pareja: si quieres hacer una escapada con tu pareja debes visitar una de las cunas del romanticismo: París. Pasear por sus bonitas calles, subir juntos a la Torre Eiffel, visitar el Louvre o incluso ir a Disneyland Paris un día, son solo algunos de los planes que harán que te enamores no solo de la ciudad, sino también aún más de tu pareja. Recuerdos que nunca olvidarás y que querrás volver a vivir.

Oporto | Pixabay

5. Con tu mejor amigo: viajes a donde viajes, si lo haces con tu mejor amigo serán unos días inolvidables. En este caso, nuestra recomendación para hacer una pequeña escapada es Oporto, una de las ciudades más bonitas de Portugal, cercanas y con muchos lugares que conocer. Es un lugar ideal para hacer una amistad más fuerte mientras te tomas unas copas de vino en cualquiera de sus bodegas o montas en un crucero por el río viendo cada uno de sus seis puentes.