HIGIENE A BORDO

HIGIENE A BORDO

Descubre las zonas más sucias de un avión

Aunque la limpieza y el orden se revisan antes de cada vuelo, las prisas y el poco tiempo del que disponen las brigadas de limpieza de los aeropuertos no permite una higiene completa. Un análisis ha permitido saber qué partes son las que menos limpias se quedan.

Interior de un avión
Interior de un avión | Flickr

Lucía Taboada es una antigua sobrecargo de vuelo que, gracias a su web Diario Azafata da a conocer el mundo de la aviación desde el punto de vista de los auxiliares de vuelo. Uno de los primeros consejos que da es, bajo ningún concepto, andar descalzo por el avión, mucho menos ir al baño sin calzado. Y es que, aunque los aviones se limpian entre vuelo y vuelo, esta limpieza no es, ni mucho menos, a conciencia.

Lo principal es pasar la aspiradora por la moqueta, tratar de quitar algunas manchas, recoger los restos de los asientos y los bolsillos delanteros, pasar un paño por las superficies planas, limpiar el baño (que no desinfectarlo al completo)... Es decir, asegurar unos mínimos de higiene, pero no una limpieza exhaustiva que sería imposible de mantener en aparatos que pueden llegar a realizar más de media docena de vuelos si, por ejemplo, ejecutan rutas de corta o media distancia.

Gracias a un estudio encargado por la web de viajes Travel Math ahora sabemos cuáles son las superficies que suelen estar más sucias cuando nos montamos en un avión, considerados 'máquinas perfectas' para el desarrollo de las bacterias, pues no hay una buena circulación de aire y son constantemente ocupados por personas de diferentes partes del planeta y con todo tipo de gérmenes.

Baño de un avión

Se recogieron muestras microbiológicas de 26 aviones de diferentes compañías y tamaños. Los resultados fueron, cuanto menos, sorprendentes, y es que todos se esperaban, a priori, que la zona menos limpia fuera la moqueta (como explica Lucía en su web, es normal que se derramen líquidos por accidente, que llegue la suciedad de las suelas de zapatos, a veces hay cristales...). Sin embargo, el dudoso honor de ser la ganadora fue la mesita de los pasajeros.

Según el laboratorio, las mesas en las que colocamos la bandeja de la comida o el ordenador durante el vuelo contienen 2.155 unidades de colonias formadoras de microorganismos por pulgada cuadrada (UCF). Según explican desde la propia Travel Math, esto se explica porque, a diferencia de los baños, donde se desinfecta más y de forma constante, muchas veces las mesas no se limpian por falta de tiempo.

Este fue el top de las zonas menos higiénicas del estudio:

1. Mesitas delanteras de los asientos.

2. Conductos de ventilación sobre el asiento.

3. Botones del inodoro.

4. Cinturón de seguridad.

5. Seguros de la puerta del baño.

Pasillo de un avión

Claro que esto no quiere decir que haya que entrar en un avión con miedo o cargados de desinfectantes. No hay vuelo que no se haga tras el visto bueno de los propios tripulantes, que firman controles de limpieza sin los cuales el aparato no puede despegar. Ellos no solo van a volar como nosotros en el avión, sino que trabajan en este y durante muchas horas más que nuestro vuelo, por lo que son los primeros interesados en que la limpieza sea lo más completa posible.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 14/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.