En la costa noroccidental de la Isla Norte, se encuentra la península de Coromandel y en la costa este está Hot Water Beach (la playa de Agua Caliente). El nombre, aunque nada imaginativo, da muchas pistas de las características tan especiales de esta playa. En ella dos aguas termales suben por la parte de la arena más cerca de la orilla, a una temperatura de 64 ° C. Para disfrutar de ellas tan solo hay que cavar un hoyo, y se mezclarán con las aguas de las olas del mar.

El nombre de la playa proviene de las, ya mencionadas, aguas termales subterráneas que se filtran a través de la arena entre las mareas altas y bajas. Es un destino muy popular tanto para turistas que visitan Nueva Zelanda, como para los propios locales. ¿Quién desaprovecharía la oportunidad de cavar su propio spa personal en plena playa?

Se estima que cada año pasan unas 700.000 personas por Hot Water Beach, convirtiendo este enclave en uno de los atractivos geotérmicos principales de la región de Waikato. El origen de estas aguas termales se encuentra en unos manantiales volcánicos, que como ya se ha mencionado se filtran a través de la arena.

Hot Water Beach | Turismo de Nueva Zelanda

Está claro que el agua no brota de la superficie por sí sola, necesitará de nuestra ayuda para salir, por eso si queremos disfrutar de sus cualidades y buena temperatura debemos de cavar una pequeña piscina, como esas que se les hacen a los niños pequeños. El mejor momento para ello es mientras dura a marea baja, así el agua caliente y burbujeante saldrá a la superficie.

Estos pequeños manantiales naturales se pueden encontrar en la playa, frente a las rocas de la costa. Los visitantes suelen cavar agujeros de todos los tamaños, para después relajarse en ellos, sumergiéndose en el agua termal. Casi todo el mundo que visita Hot Water Beach va equipado con su pala y su cubo, con la finalidad de pasar un buen rato en este spa playero. Pero si eres de esas personas olvidadizas o que prefiere dejarse llevar, abandonándose a la improvisación, no te preocupes también puedes alquilar palas en algunos de los establecimientos que encontrarás cerca de la playa.

Hot Water Beach está normalmente desierta, pero en las horas de marea baja se llena de exploradores en busca de su trocito de arena para crear su pequeño spa temporal. Aquellas personas que están dispuestas a cavar y a hacer ese pequeño trabajo, obtienen una alta recompensa.

A pesar de que haya una gran afluencia de visitantes, los agujeros excavados en la arena no tienen un impacto medioambiental negativo, ya que cuando la marea sube, todo vuelve a su lugar.