Viajestic » Destinos

Grandes viajes

Descubre el misterioso valle de las pirámides prohibidas de China

Es el momento de descubrir algún que otro detalle sobre el sorprendente valle de las pirámides prohibidas que podemos encontrar en China.

China

Imagen de Severin.stalder en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 China

Publicidad

En el mundo antiguo, aunque también en el moderno, hubo un gran número de construcciones piramidales en diversos continentes. Es un hecho que las más conocidas son las egipcias, pero también podemos encontrar otras tantas en países como México, Perú, Guatemala y Sudán.

Eso sí, no solamente en estos lugares encontraríamos pirámides sino también podríamos hacerlo en China. Estarían localizadas en una de las diversas “zonas prohibidas” del país por lo que su acceso, tanto para arqueólogos como para visitantes, está completamente prohibido. Solo las familias tradicionales que viven en la zona pueden acceder a estas áreas, aunque no pueden ni excavar ni subir. A pesar de todo, las imágenes de los satélites confirman que allí están.

Estamos ante un precioso valle donde las pirámides esconden un gran número de misterios y leyendas. Diversas fuentes confirman que se encuentran en una llanura completamente aislada, en la provincia de Shaanxi, cerca de Xi’an. Este es el principal centro turístico por sus espectaculares guerreros de terracota del emperador Qin Shi Huang. Tal es su espectacularidad que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad.

¿Cuál es el misterio de la Pirámide Blanca?

De todas estas construcciones, hay una que llama especialmente la atención. La historia o realidad oculta tras la Pirámide Blanca comienza con Fred Meyer Schroder, un famoso comerciante, agente de viajes y aventurero. Fue el primer occidental en dar a conocer al mundo el hecho de que existiera esta construcción.

Schroder, en el año 1912, recorría la zona de Shaanxi junto a Bogdo, un monje budista. Éste le anunció que, en el camino, se cruzarían con una serie de pirámides antiguas. Por si fuera poco, le dejo claro que la historia tras ellas tan solo aparece en diversos documentos monásticos aunque los locales también conocen a la perfección esa leyenda.

En una primera estimación de la pirámide principal, Schroder aseguró que tenía unos 300 metros de altura, así como 500 a cada lado. Por lo tanto, teniendo en cuenta esas dimensiones, el volumen sería mucho mayor que la Gran Pirámide de Egipto. Tenemos que tener en cuenta que mide unos 140 metros de altura, aproximadamente.

Estamos ante un misterio sin resolver

Muchos investigadores, fascinados por la historia de la Pirámide Blanca, trataron de encontrarla por todos los medios. Algunos, al parecer, tuvieron suerte… pero otros no tanto. Uno de los supuestos afortunados fue Bruce Cathie, quien aseguró que las autoridades de China negaron la existencia de estas pirámides, a través de una carta oficial. Lejos de que todo quede ahí, confirmaron que se trataban de las sepulturas de diversos emperadores de la dinastía Han Occidental.

Hartwig Hausdorf, otro investigador, aseguró en 1994 que había escalado una de esas pirámides, llegando a contabilizar nada más y nada menos que 20 construcciones similares. El alemán, por si fuera poco, aseguró que a través de diversos contactos tuvo la oportunidad de llegar a esa zona tan prohibida. Él mismo comentó lo siguiente: “La mayoría de científicos negaron la existencia de pirámides en China pero, cuando les mostré las imágenes, no pudieron hacerlo más”.

Publicidad