Caleya, Asturias

La cerveza Caleya tiene una fuerte filosofía detrás, comenzando por su nombre, pues “caleya” en bable es un camino de aldea o monte. Quieren recuperar la importancia de la tierra y la conexión con ella. De hecho, su fábrica se encuentra en el pueblo de Rioseco, en el corazón del Parque Natural y Reserva de la biosfera de Redes. Una de las razones de su localización, es la calidad del agua de esa zona, pues solo utilizan materias primas naturales para elaborar sus cervezas, como malta de cebada y trigo, lúpulo, levadura y agua del Parque Natural de Redes.

Caleya | lesfartures

Califa, Córdoba

No podía tener un nombre más apropiado, pues el califato de Córdoba fue o de los más importantes. La modesta fábrica se encuentra en el sótano de la tienda, que se encuentra en la capital cordobesa. Para su elaboración utilizan maltas de Andalucía. Elaboran cinco tipos de cervezas diferentes: la rubia, una tostada, cerveza negra, cerveza de trigo y la clásica Indian Pale Ale.

Califa | Twitter

Domus, Toledo

La ciudad de las tres culturas cuenta con una deliciosa cerveza artesana, Domus, y cuenta con más de diez años de recorrido. Actualmente elabora 7 cervezas diferentes, y cuenta con algunas de edición limitada, además de hacer una original crema de cerveza. Para sus cervezas utilizan materia prima de calidad y aplican su propia receta. Posiblemente sea una de las artesanas españolas con mayor alcance a nivel internacional.

Domus | Cerveza Domus

Arévaka, Soria

Los Arévacos fue una tribu celtíbera y sus poblados se asentaban por toda la franja sur del Duero mesetario. Se dice que fueron una de las tribus más poderosas, con esta artesana sus autores les rinden homenaje. Tienen tres cervezas que producen durante todo el año: una IPA, Red Ale y Braggot. Hay dos que solo las hacen según la temporada, Yule es una cerveza especial de invierno, mientras que la BRIPA no es tan oscura ni intensa y es para tiempos más cálidos.

Arévaka | Minube

Enigma, Alcalá de Henares

En la cuna de Cervantes tampoco podía falta una cerveza de autor, en este caso se llama Enigma. Son unos de los pioneros en este campo, pues comenzaron a producir su propia cerveza a principios de los 2000. Elaboran cuatro cervezas principalmente: Enigma Cervantes, Enigma Premium Ale, Enigma Complutum (debido a los yacimientos arqueológicos) y Enigma Origen. Pero tiene una muy peculiar que elaboran con miel, y se llama Valkiria.

Enigma | Bofegas

Dolina, Burgos

Esta artesana se inspira en los yacimientos arqueológicos de Atapuerca, tan importantes para comprender los orígenes del ser humano. A penas tiene seis años de vida, pero ha ganado muchos adeptos debido a su sabor intenso, pero sin empalagar. Tienen solo dos variedades, Dolina estilo Pilsen que su rubia clásica, y Dolina Belgian Dubbel cuyo sabor recuerda a las cervezas belgas de abadía.

Dolina | Dolina