Grenen no es solo el sitio más al norte de Dinamarca, si no que aquí entran en conflicto dos mares. Por un lado, está la bahía de Skagerrak que da al Mar del Norte y a Noruega, mientras que, por el otro lado, la bahía de Kattegat, lo baña el mar Báltico. Parece sacado de una película, pero realmente es posible poder pararse entre dos mares.

Esta colisión entre los dos mares ha creado un alargado banco de arena que se ha vuelto un destino popular para los amantes de la naturaleza. No obstante, esta zona ha estado escasamente poblada y hasta tiempos recientes Skagen lo habitaban los marineros, ya que era una zona remota de pesca.

No fue hasta 1890 cuando se conectó esta ciudad con el resto del país, a través de una línea de ferrocarril. Y en la década de 1940 se construyó una carretera pavimentada. Actualmente es un destino muy frecuentado por los amantes de la naturaleza, ya que esta zona destaca por su riqueza en fauna y flora.

Fauna en Grenen | Imagen de Helle Nørgaard Rasmussen en Pixabay

Grenen en danés significa "rama", pues la forma del banco de arena se asemeja a de la rama de un árbol al ser larga y estrecha. Este banco de arena curvado tiene una longitud de cuatro kilómetros y es literalmente, la punta del país. Aquí las corrientes son muy fuertes y turbulentas, por ello el baño está totalmente prohibido. Lo que si podemos hacer es dejar que dos mares nos mojen los pies a la vez, uno el Báltico y el otro el Mar del Norte.

Estas fuertes corrientes eran una de las principales causas de naufragios y pérdidas de embarcaciones. En el siglo XV se construyó uno de los primeros faros de Dinamraca, el Vippefyr. Está al norte de la ciudad de Skagen y cerca de Grenen.

En este viaje no podremos olvidarnos los prismáticos, ya que algunos de los mejores animales del océano nadan en estas aguas. Los más afortunados podrán ver a las focas descansando, en el agua se pueden ver delfines y ballenas minke del norte e incluso orcas pasando.

Existen grupo de científicos que afirman que Grenen sigue creciendo, pues durante el siglo pasado, el arrecife ha crecido aproximadamente un kilómetro al noreste hacia Suecia. Esto siembra la incertidumbre sobre cómo será este banco de are con forma de rama en el futuro.

Grenen | Foto de Martin Olsson Fuente Wikimedia Commons Licencia CC BY-SA 3.0

Además de flora y fauna, la ciudad de Skagen fue muy popular para los pintores daneses, ya que hubo una comunidad de artistas que decidieron venir hasta esta singular región, que a finales del siglo XIX seguí bastante incorrupta. Ansiaban escapar del bullicio de las ciudades y querían documentar artísticamente una forma de vida que se daban cuenta de que pronto desaparecerían. Con sus obras querías contribuí al patrimonio histórico cultural de la ciudad, para que quedase testimonio de cómo era la región en aquella época.