NATURALEZA EN ESTADOS UNIDOS

NATURALEZA EN ESTADOS UNIDOS

Cumberland, la isla donde la naturaleza y la historia se encuentran

Es una isla fascinante que corona la costa occidental de Estados Unidos. Descubre un lugar salvaje, virgen y bello, con pasado histórico e incluso caballos de sangre real.

Frente a la costa del Estado de Georgia, en pleno océano Atlántico, Cumberland Island es el punto más occidental de la costa Este de los Estados Unidos. Una isla de barrera, la más grande del estado, y uno de los hábitats naturales más espectaculares del hemisferio norte. Salvaje, virgen y bella, en sus 28,2 kilómetros de largo abundan las marismas, los canales de marea, espectaculares bosques marítimos, las aguas cristalinas, impresionantes playas vírgenes, pero también, lugares históricos y pantanos que susurran historias increíbles de hombres y mujeres y su relación con la naturaleza. Y es que, aunque aislada del continente, por la isla Cumberland pasaron nativos, misioneros, esclavos afroamericanos e incluso ricos industriales.

La parte más intrigante de Cumberland es su historia. Una vez plantación de trabajo, también más tarde refugio de invierno para la familia Carnegie, hoy es el hogar de descendientes de esclavos y aristócratas, así como de caballos salvajes con líneas de sangre que los unen a los establos reales del Rey de Arabia. Y es que las historias de las personas de la isla, tejen un relato fascinante de riqueza, pobreza, privilegio y sacrificio.

Hay tres formas de conocer la isla de Cumberland. Con la visita de un día, acampando allí, o alojándonos en el exclusivo Greyfield Inn, famoso por ser el lugar en el que se casó John F. Kennedy Jr.  El Greyfield Inn se ubica en una mansión de la familia Carnegie todavía propiedad de sus descendientes.

Tanto  si vas a pasar el día, como si piensas quedarte a dormir, para llegar hay que coger un ferry  que sale del Centro de Visitantes Isla Cumberland en St. Marys, Georgia. Los huéspedes del Greyfield Inn también tienen la opción de coger un ferry privado del hotel, el Lucy Ferguson. El Servicio Nacional de Parques es quien opera el servicio de ferry desde St. Marys, con parada tanto en el muelle de Dungeness como en Muelle Sea Camp Dock. El viaje en sí, es ya una forma maravillosa de disfrutar de la belleza de esta fantástica isla.

La mejor manera de conocer los secretos de Cumberland, ya sean secretos históricos o naturales, es con la ayuda de un guía. En la isla podemos ver la primera Iglesia Bautista Africana de los Estados Unidos, la mansión Plum Orchard construida en 1898 o las ruinas de Dungeness la que fuera la casa del héroe de guerra revolucionario el general Nathanael Greene.  Se puede reservar un tour en jeep como parte de la estancia en el Inn Greyfield, o elegir el servicio de guías del parque, que ofrece recorridos a pie o en vehículos. Lo mejor es reservar el tour al reservar el billete de ferry.

Visitar Cumberland es como hacer un viaje al pasado, a varios cientos de años de historia en unas pocas horas, a la vez que viajas al interior de uno de los bosques marítimos más grandes y vírgenes de los que quedan en los Estados Unidos. Naturaleza en estado puro.

Para explorar realmente la isla a fondo y a tu aire, lo mejor es hacerlo en bicicleta. Si te alojas en el hotel las tendrás a tu disposición, y si no, puedes alquilarlas en el Muelle Sea Camp Dock. La mayoría de los visitantes de la isla de Cumberland acceden a través del Servicio Nacional de Parques ya que disponen de varias zonas de acampada, y lo hacen visitando primero el museo y el centro de visitantes para obtener información. El museo del parque está situado en la calle de Osborne Street en el centro de St. Marys y es atendido por voluntarios. Abre todos los días 13 a 16 h., y los sábados, de 10 a 16 h. Merece la pena visitarlo antes de iniciar tu viaje a la isla.

Preservada y protegida para las generaciones futuras, en Cumberland Island encontrarás un área designada de desierto, playas vírgenes, lugares históricos, ruinas culturales, hábitats críticos y áreas de anidación, así como fauna y flora muy especial. Si te gusta la naturaleza aquí vas a disfrutar como nunca.

Hay programas de interpretación y programas educativos donde te contarán historias de personas que han dado forma y que han ido moldeando la isla de Cumberland. El Servicio Nacional de Parques ofrece visitas guiadas por los  guardabosques de la isla. El ferry sale a las 9 y las 11.45 h. y  hay que llegar con 30 minutos de antelación. No olvides llevar comida, bebidas, protector solar, repelente de insectos, y zapatos cómodos para caminar. Hay varios lugares para rellenar las botellas de agua en la isla. Y una cosa más, estamos en una propiedad privada así que camina solo por la carretera principal y por los senderos señalizados.

Una visita a la isla de Cumberland necesita un poco de preparación. Lo mejor es planificar y hacer las reservas en la página web de Cumberland Island National Seashore, donde te ofrecerán consejos e información sobre excursiones y actividades. Explorar la isla requiere de una buena forma física ya que hay que andar bastante. No es un viaje apropiado para niños muy pequeños ya que no es fácil manejar carritos por los senderos, aunque hay un programa, el junior Ranger que es una manera maravillosa de conocer la isla para los niños de 5 a 12 años.

Más información:
Cumberland Island
Cumberland Island National Seashore Georgia
Greyfield Inn

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 28/06/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.