Viajestic » Destinos

ESCAPADA A JAPÓN

15 cosas que debes saber si viajas a Tokio

La capital de Japón es fascinante, y mucho más si la podemos descubrir con un poco de conocimiento previo sobre sus récords, sus costumbres y sus normas no escritas, que difieren, y mucho, con la forma de vida en España.

Templo de Asakusa

Diez Dracmas Templo de Asakusa, en Tokio

Publicidad

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 18.01.2016 00:07

Japón es un país de costumbres bastante diferentes a las nuestras, de ahí que muchas veces podamos estar haciendo algo ofensivo o fuera de lugar sin darnos cuenta. Al mismo tiempo, la vorágine de la ciudad nos puede llevar fácilmente a que nos perdamos algunas de las cosas y detalles más sorprendentes.

En Viajestic ya te hemos hablado de cosas sorprendentes que puedes hacer en la capital nipona, pero te recopilamos detalles, normas, diferencias y emocionantes atracciones para que te sientas mucho más integrado en tu próximo viaje a Tokio.

1. Dejar propina no está bien aceptado en los restaurantes. Hay cafeterías donde, al estilo norteamericano, hay botes y demás recipientes para luego donarlas a obras benéficas. Es el lugar donde debes echar tus yenes si realmente quieres tener un gesto extra.

2. Hablar por el móvil en un vagón del metro o de los trenes de Cercanías (el famoso JR circular) no está considerado de buen gusto e incluso podrían pedirte que dejaras de hacerlo, dependiendo del momento y lugar. Todo el mundo está con su móvil, pero más como herramienta para jugar, leer o ver vídeos que para hablar.

3. El nivel de delincuencia menor es muy bajo en Tokio por lo que podrás dejar la bicicleta sin candado, como hace casi todo el mundo. Si prefieres asegurarla, no hay ningún problema ni te tomarán por desconfiado. Lo mismo con los paraguas. De hecho, tanta gente usa el transparente de mango blanco que es casi imposible diferenciar cuál era el tuyo en la pila.

4. Está prohibido fumar en las calles, pero hay puntos especiales para que los fumadores puedan apurar unas caladas. Se trata de puntos marcados de un modo especial y con ceniceros en las esquinas, por lo que son fáciles de reconocer. De todos modos, tienes la posibilidad de hacerlo en muchos restaurantes y cafeterías.

5. Lo educado es entregar todas las tarjetas con las dos manos, en un gesto lento, armónico. Una norma no escrita que vale tanto para las tarjetas de visita como para las de crédito, aunque es con las primeras con las que hay que extremar esta forma. Es toda una muestra de educación.

6. En el metro, a las horas punta, no esperes mucha educación, en cambio. Y es que los tokiotas parecen perder los nervios en los vagones y empujan sin miramientos a la hora de hacer hueco y llegar antes a casa. No te extrañes que termines en la otra punta del vagón cinco paradas después, por el movimiento interno de todos los pasajeros enlatados.

7. Si vas a Shinjuku y entras en su estación, formarás parte de los tres millones y medio de personas que cada día recorren sus 36 andenes, un tráfico que la convierte en la mayor del mundo y, sorprendentemente, sin generar por ello un caos. No es tan fácil perderse, una vez le pillas el truco a cuál es tu salida.

8. ¿Tienes prevista una escapada en tren bala? Recuerda que no hay vagón restaurante en ellos, pero eso no es porque no se pueda comer. De hecho, se venden en las estaciones cajas bento especiales para ser comidas en ellos y también pasan carritos con comida en algunos, con aperitivos y refrescos.

9. En los restaurantes es más educado que sea una única persona la que ordene toda la comanda, en vez de que cada uno de los comensales pida su plato. Es el mejor modo de no desorientar a los camareros, que están acostumbrados al primer modo. No sería una falta de educación, pero sí ganas en practicidad.

10. No todas las tiendas aceptan tarjeta de crédito, por lo que procura ir siempre con efectivo suficiente, en el caso de que no quieras ir corriendo a un cajero y soportar las comisiones correspondientes.

11. Si entras en la casa de alguien, recuerda que debes descalzarte antes incluso de pasar el umbral de la puerta, salvo que tengan una zona perfectamente señalada para quitarse los zapatos sentados.

12. Cuando entres en una tienda, te darán la bienvenida todos y cada uno de los dependientes, pero tanto a ti como a cada uno de los clientes, por lo que estarás comprando, incluso en grandes almacenes al entrar en una sección, y no dejarás de oír 'irashaimase', que es la palabra que usan los vendedores, a cada momento. Llega a ser un poco desesperante.

13. Cuando hagas compras de productos frágiles y que prefieras no cargar en tu maleta, recuerda que la gran mayoría de tiendas ofrece un servicio de envío de compras por correo o mensajería especial para objetos delicados. Solo tienes que solicitarlo.

14. Si llevas el pasaporte no pagas el 5 % de impuestos añadidos (lo que sería el IVA en España). Esto se aplica a compras superiores a 10.001 Yenes y no se aplica a productos de alimentación, cosméticos o alcohol, entre otros.

15. Si estás resfriado, paciencia. No está bien visto sonarse en la mesa de un restaurante, mucho menos si hay comida delante. Te tocará levantarte e irte al baño para hacerlo. Seguramente, nunca habrás ido más al aseo de un local en tu vida...

Más información:
Turismo de Tokio

Publicidad