Si quieres planear un gran viaje para el año que viene pero aún no sabes dónde, te traemos una gran idea: Mongolia. La mejor época para visitarlo es entre mayo y septiembre, por lo que es un destino ideal para unas vacaciones de verano, aunque no tenga salida al mar. Como aún es un país bastante desconocido, a continuación te hablamos de algunos de sus principales atractivos y peculiaridades:

1. El Parque Nacional de Gorkhi-Terelj

Muy cerca de la capital de Ulán Bator, la capital de Mongolia, se encuentra este Parque Nacional que merece una visita obligada. Macizos de granito, grandes bosques y praderas, además de una gran variedad de fauna (caballos, cabras, camellos…) son algunas de las cosas que allí te esperan.

Tren | Pixabay

2. Transmongoliano, el ferrocarril que cruza el país

Este gran tren recorre la antigua ruta del té establecida entre sus países vecinos, Rusia y China. Montarse en él es una de las mejores maneras para apreciar el paisaje del país y conocer Mongolia de lado a lado.

3. Las dunas de Khongoryn Els

También son conocidas como las “dunas cantantes” debido al sonido que produce la arena de ellas al caer desde la cima como consecuencia del viento. Aunque parezca increíble, subir hasta lo alto de una de las dunas tiene un recorrido de aproximadamente 45 kilómetros. Podéis haceros una idea de su gran medida.

Yurtas | Pixabay

4. La posibilidad de dormir en un yurta

En este país es posible convivir durante unos días con una familia tradicional nómada del país. Además, esto se puede hacer en un yurta, que es la casa típica, parecida a una cabaña, y situada en medio de una llanura. Un lugar ideal para contemplar el cielo en una noche de verano.

5. El Festival de Naadam

Esta fiesta nacional y muy tradicional tiene lugar entre el 11 y 13 de julio. El mayor festival se celebra en la capital de país, en sus Estadio Nacional, donde se pueden ver desfiles, bailes y música tradicional, además de una competición de lucha, tiro con arco o carreras de caballos.