Viajestic » Destinos

DESCUBRE FRANCIA

Cordes-sur-ciel, un pueblo francés para tocar el cielo

En el sur de Francia, en lo alto de una montaña, se encuentra Cordes sur Ciel, un pueblo medieval amurallado en el que viven aproximadamente 1000 habitantes. Y dada su altitud parece que desde allí vayas a tocar el cielo.

 Cordes-sur-ciel, un pueblo francés para tocar el cielo

Pixabay Cordes-sur-ciel, un pueblo francés para tocar el cielo

Publicidad

El pueblo en sí es bonito, pero también lo es cuando lo observas desde lejos; las vistas panorámicas desde la colina Pied Haut no te dejarán indiferentes. De hecho, esta es la estampa que aparece en las postales y los carteles turísticos del lugar. Y no es de extrañar, porque en muchas ocasiones se concentran a sus pies un montón de nubes que le dan un toque mágico.

Para acceder a Cordes sur Ciel debes subir una cuesta bastante empinada hasta encontrar la puerta de la muralla. Y una vez en su interior te encontrarás con un pueblo alargado, también con calles empinadas, formado por bonitas casas entramadas y mansiones con fachadas de piedra y de estilo gótico. Unas mansiones mandadas a construir por burgueses años atrás para demostrar con ello su riqueza.

En el centro, encontrarás una plaza con jardines. También otra que conserva todavía hoy en día las columnas de lo que fue un mercado en el siglo XV. Y una tercera en la que se encuentra la iglesia de San Miguel, que se levantó entre los siglos XIII y XV.

Pueblos bonitos de Francia
Pueblos bonitos de Francia | Pixabay

Además de lo hasta ahora mencionada, en Cordes sur Ciel podrás disfrutar de la artesanía de los locales, pues en sus calles hay varias tiendas donde venden objetos que hacen a mano.Y también podrás disfrutar de la calma y el silencio, porque no hay asfalto, ni coches. Por lo que las personas se mueven a pie y lo hacen con calma, disfrutando, sin conocer lo que es el ajetreo de una gran ciudad.

Si quieres que tu visita a este bonito puedo medieval francés sea más especial, entonces puedes ir a verlo cuando se celebre la fiesta medieval del Gran Cetrero, que tienen lugar entre el 13 y el 14 de julio cada año. En ese momento, los vecinos llenan las calles de color, de música, de espectáculo y actividades. Eso sí, debes saber que no es gratuito, sino que deberás pagar una entrada para poder disfrutar de la celebración.

Se a como sea, Cordes sur Ciel es un pueblo bonito (ha llegado a ser escogido como el más bello del país) que merece la pena visitar. Si puedes hacerlo en las fechas señaladas, perfecto. Pero si no es el caso no te preocupes demasiado: cualquier momento es bueno para viajar al pasado y, a la vez, tocar el cielo.

Publicidad