UN 'VIAJE' A LO QUE SIGUE EN EL FONDO DEL MAR

UN 'VIAJE' A LO QUE SIGUE EN EL FONDO DEL MAR

En el corazón del barco más famoso del mundo

Titanic Belfast se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares de Irlanda del Norte.

Situado en el corazón de la ciudad de Belfast, el museo dedicado al buque RMS Titanic explora la historia del barco más famoso del mundo y de la gente y de la ciudad que lo construyó. Y no en cualquier sitio, ya que está ubicado al lado del histórico astillero Harland and Woff que construyó la nave y su buque gemelo, el RMS Olympic. Realmente impresiona ver que desde casi cualquier esquina de esta ciudad industrial se pueden divisar los dos enormes buques. Así que cabe imaginar lo que sería en aquella época ser testigo de la construcción de este enorme buque de la compañía White Star Line. Titanic Belfast se yergue orgulloso como símbolo y legado de la construcción naval de la ciudad.

Cuando James Cameron, director de Titanic, visitó este museo, quedó fascinado. Y no es para menos porque nos encontramos en la exposición sobre el Titanic más grande del mundo. El edificio es una obra arquitectónica en sí mismo, con impresionantes placas de aluminio que brillan a la luz del sol, imitando las olas y el hielo. Los arquitectos de Titanic Belfast dicen que su forma final abarca todo lo que lo precedió: cristal, iceberg, estrella y proa. Como curiosidad, los 27 metros de sus paredes tienen la misma altura que tenía el Titanic desde la quilla hasta el puente y su capacidad es de 3.547 visitantes a la vez, la misma capacidad que tenía el barco.

El Museo Titanic Belfast es realmente espectacular y cuenta con nueve galerías interactivas y multidimensionales de exposición, galerías que unen los efectos especiales con paseos oscuros, reconstrucciones a escala real y funciones interactivas innovadoras. Vas a poder explorar el astillero, viajar a las profundidades del océano y descubrir la verdadera leyenda del Titanic, desde la ciudad donde todo comenzó.

Desde su concepción en Belfast en el año 1900, a través de su construcción y su puesta en marcha, a su famoso viaje inaugural y final trágico, el recorrido por la nueve galerías terminan en el lugar en el que yace hoy el Titanic. Todo ambientado con imágenes digitales, efectos visuales y sonoros, y una "sala 3D" que ofrece un tour planta por planta del buque, desde la sala de máquinas hasta el puente del capitán. Aunque lo más impresionante de esta exposición es el hundimiento en sí, y los relatos de los supervivientes, emocionantes y que ponen los pelos de punta.

Y tres galerías más nos retrotraen a la emoción del día del lanzamiento, nos transportan a los cuatro puertos de embarque, Belfast, Southampton, Cherbourg y Queenstown y también a la cubierta del Titanic. Podrás ver y oír el mar y sentir los motores de los buques retumbando a bordo del Palm Court Café y conocer a Fredrick Dent Ray, camarero que sobrevivió a la catástrofe gracias a la tecnología que se utiliza en Disneyland o en Hogwarts Express en los Universal Studios de Florida. La galería inaugural también incluye un menú original de primera clase, con el almuerzo del 14 de abril de 1912, así como la última carta que se  escribió a bordo del Titanic.

Además de visitar el museo en Belfast y lo que queda de los astilleros de Harland y Wolff donde se construyó el Titanic original, merece la pena detenerse a contemplar el SS Nomandic situado en el muelle Hamilton Graving. Un buque conocido como el hermano pequeño del Titanic y el único barco que queda de la compañía White Star Line.

El Centro de Exploración del océano es la última parada de la Titanic Experience, el lugar donde conocer la historia del legado del Titanic. Aquí vas a poder ver algunos de los equipos de alta tecnología que se utilizan para explorar el océano, o aprender más sobre los mares locales, y descubrir la apasionante investigación que se lleva a cabo bajo el agua de la Universidad de Ulster, o explorar el paisaje submarino con simuladores o descubrir más sobre Belfast y ver cómo la ciudad se ha desarrollado y ha mantenido sus vínculos con el mar. En ciertas épocas del año, puedes incluso unirte a una inmersión de expedición en tiempo real.

El Titanic Belfast está a solo 2,4 kilómetros del centro de la ciudad en Donegall Square, y a tan solo un agradable paseo a pie de 25 a 30 minutos por el casco antiguo y el río Lagan, en la isla de la reina, hogar del patrimonio del Titanic.

Más información:
Titanic Belfast

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 31/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.