El último martes de enero de cada año tiene lugar en las Islas Shetland este impresionante festival de fuego y vikingos. Aunque se celebra en toda la isla, el lugar donde más peso tiene es en su capital, la ciudad de Lerwick, donde la fiesta dura todo el día y toda la noche, hasta la madrugada. Se realizan desfiles por las calles con antorchas y empujando una réplica de un drakkar vikingo, un barco típico de esa cultura. Se calcula que, en una isla cuya población tiene 7.000 habitantes, son 900 antorchas las que se encienden.

Up Helly Aa | Flickr (Vicky Brok, CC BY-SA 2.0)

Cualquier ciudadano puede participar en los desfiles y bailes activamente, aunque muchos prefieren ser espectadores. Para ello, tan solo tienen que “alistarse” en alguno de los 46 escuadrones que se organizan, ambientados cada uno de ellos en un tema histórico o satírico. Muchos de los participantes, para darle más credibilidad, dejan crecer su barba y así consiguen un parecido más cercano con los vikingos.

El desfile ha ido cambiando con el paso de los años, de hecho, fue en 1880 cuando se instauró su forma tal cual se conoce en la actualidad. Antes se realizaban unas prácticas consideradas más peligrosas, como arrastrar barriles de alquitrán ardiendo por las calles, algo que fue prohibido. Desde ese año, tan solo ha habido tres ocasiones en las que el evento no pudo ser celebrado: el año en que murió la Reina Victoria, y otros dos años como consecuencia de las Guerras Mundiales.

Up Helly Aa | Wikipedia (Mike Pennington, Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license)

La culminación del evento tiene lugar cuando, por la noche, ese barco de madera es quemado con el lanzamiento de antorchas de aquellos que han desfilado. Así, entre el fuego y la canción tradicional del Up Helly Aa titulada “The Norseman’s Home” concluye el festival que se vuelve a retomar al año siguiente. Se considera una manera de rendir homenaje al pasado vikingo de la isla, los cuales la colonizaron durante siglos.