Lugares exóticos, antiguas tradiciones curativas y un excelente servicio personalizado es la receta de los balnearios asiáticos. Se cumple a la perfección en Filipinas, donde encontramos un santuario de bienestar único: la Granja en San Benito, un establecimiento que ofrece rejuvenecimiento holístico sobre la base de una plantación ecológica de cocoteros a una hora de Manila.

Se trata de un viaje para recuperar el cuerpo, un retiro espiritual y de desintoxicación, prevención y recuperación, guiado por médicos especializados y que forma parte de un tratamiento integral para limpiar las emociones negativas. Dicho así, suena como muy raro, pero hay veces que necesitamos recuperarnos, y a fondo. Y en estos casos, en San Benito saben muy bien cómo hacerlo.

Con programas a medida y actividades como clases de yoga, tai chi, paseos guiados, sesiones de meditación, Pilates y tratamientos de spa, la granja ofrece un enfoque holístico para la curación del cuerpo y del espíritu. Unas vacaciones de bienestar general, para adelgazar, desintoxicarse o para embellecer la piel, y en otro nivel con retiros especiales para recuperarte de la radio y la quimioterapia, cuidar el corazón o de tu diabetes. Y puedes alojarte allí con tus hijos.

Por si fuera poco, la Granja en San Benito cuenta con uno de los primeros y mejores restaurantes vegetarianos de Asia, así como de un restaurante de comida cruda, con productos frescos de la huerta orgánica. Y zumos, muchos zumos verdes y naturales para dietas Detox. Sus paquetes de bienestar incluyen programas personalizados de desintoxicación, retiros de yoga y retiros de sanación. Y los productos que utilizan tanto en su cocina como en su spa son 100% puros, como el aceite extra virgen de coco. Como parte de su filosofía, donan parte de sus ganancias para apoyar a la comunidad local y cuidar el medio ambiente.

Si puedes permitirte viajar hasta allí, no hay nada como sumergirte en los servicios y la tradición de la ciencia de la curación en el refugio más relajante y más reparador que puedas encontrar. Bienestar y espiritualidad son las claves de este mágico resort de Batangas, en Filipinas. Se encuentra en medio de una exuberante selva verde y cuenta con impresionantes vistas de las montañas, aire puro y fresco, piscinas de aguas cristalinas y salones de meditación especiales y pabellones para la relajación total.

Además, es un alojamiento de lujo. Con 24 villas y suites rodeadas de vegetación, todas tienen aire acondicionado y están decoradas con muebles nativos y contemporáneos, algunas con piscina privada, terraza y zona de estar (con precios desde 278 €/noche por persona). Un retiro de lujo para recuperarnos de cualquier problema que surja en nuestra vida. Porque, a veces, hay que hacer viajes también para el alma.

Más información:
The Farm at San Benito