Europa

Europa

Como, el lago, a los pies de los Alpes.

Un paraje natural con mucho encanto en los Alpes italianos

Si buscas unas vacaciones tranquilas, en pequeños y agradables pueblecitos donde disfrutar con los más pequeños de la casa. En un paraje de inmensa belleza, donde poder descansar, tomar el sol y bañarte sin prisas. Y todo en un lugar diferente, lejos de las concurridas orillas de la costa, te va a encantar esta propuesta. En la región de Lombardia, y junto al tercer lago más grande de Italia, a 45 kilómetros al norte de Milán, y rodeado de montañas, encontrarás todo lo que estás buscando. El Lago de Como es, sin lugar a dudas, uno de los lagos más bonitos de Italia. Un paraje natural rodeado de montañas espectaculares, con mucha historia y rincones espectaculares. La población principal del lago es Como, que cuenta con un bellísimo casco histórico lleno de tesoros arquitectónicos. Es una pequeña población con una muralla y torres medievales, y tiene además una inmensa Catedral. Es la localidad que da nombre al lago. Desde Como, hay un funicular que te lleva hasta Brunate con un recorrido de 10 minutos. El Funicular, fue construido en el 1894 para conectar Como, con el pequeño pueblo de Brunate, ubicado en lo alto de la montaña que circunda Como. Desde Brunate el panorama es único: La ciudad de Como, el Lago y los Alpes Italianos y Suizos el fondo. Se puede bajar de nuevo en el funicular o bien andando, dando un agradable paseo que baja pasando por la ermita de San Donato. Bellagio, en la estrecha franja de tierra que más se adentra en el Lago de Como, es la localidad más famosa del lago. Es bellísima, especial y agradable. Con estrechas y empinadas callejuelas y vistas sobre el lago. Es muy recomendable visitar esta pequeña localidad llegando hasta ella en barco a través del lago. Cernobbio es otro pueblo encantador, a tan solo 5 kilómetros de Como. Aquí verás mansiones del XIX en maravillosos jardines, la más importante es Villa D´Este, construida en 1568 por voluntad del Cardenal de Como y hoy hotel de lujo. Desde Cernobbio puedes acercarte a monte Bisbino, de 1325 metros, o alquilar un barco en el precioso embarcadero. Otros pueblecitos encantadores son Varenna, Tremezzo, Menaggio o Laglio, ahora famoso por ser el lugar en el que pasa algunas temporadas el actor norteamericano George Clooney. La verdad es que da gusto pasear o sentarse en alguna de las terrazas con vistas al lago de cualquiera de estos enclaves con las montañas como telón de fondo. Otro lugar que no te debes perder es la Abadía cistercense de Piona en Colico. En el extremo opuesto a Como. Su origen es el 610 dC, cuando en la península se fundó una capilla dedicada a Santa Giustina. Consagrada en 1138 junto a las ruinas de otro edificio romano, que sigue siendo el único ábside. En la nave hay leones de mármol y frescos de los siglos XII y XIII y la parte que entra en el claustro está rodeada por columnas y decorada con finas pinturas de diferentes épocas, incluyendo un raro calendario. En la Abadía puedes comprar hierbas medicinales y licores elaborados por los monjes siguiendo tradiciones ancestrales. Un poco más al sur de la Abadía, el Castillo de Vezio en Varenna, que encantará a los más pequeños. Alberga un centro de cria de aves rapaces y hacen exhibiciones todos los días de 10h a 16h en el jardin del palacio. Merece la pena la vista desde lo alto sobre el lago y son divertidas las estatuas con formas de fantasma que encontraréis en la parte de abajo. Y hay que visitar algunas de las maravillosas villas que se asientan a orillas del lago de Como, entre otras están Villa Baslbianello, una preciosa casa con jardines bellísimos, majestuosa, Villa Carlotta, con preciosos jardines, vistas al lago y obras de arte en todas sus salas, Villa Melzi, con preciosos jardines repletos de flores y árboles exóticos, Villa d' Este o Villa Olmo, una de las mansiones más bellas del lago de Como construida en estilo neoclásico en el 1782. Y que debe su nombre a un enorme Olmo que existía en su jardín. Desde Menaggio, hay barcos que te llevan hasta la isla de Comacina. Esta pequeña isla tiene una gran historia que va desde las épocas romanas hasta nuestros días, pasando incluso por manos de diferentes países. En la isla hay casas, iglesias y fortificaciones y un pequeño y agradable restaurante con menú cerrado. El lago de Como es un lugar que invita a relajarse en alguna de sus playas. Hay muchas opciones, una puede ser Lido di Lenno, donde también hay un buen restaurante para comer, y un club de playa , donde tomar el sol mientras los niños juegan. Paseos en barco por el lago, también con muchos recorridos. Merece la pena. Se puede navegar en los botes del servicio publico que comunican Como con otros pueblos alrededor del Lago a precios bajos o navegar en un Crucero turístico realizado por la misma compañía de transporte pero con información turistica. El Lago de Como es una de las escapadas más bonitas que puedes hacer desde Milán, naturaleza, tranquilidad y pueblos con encanto. Imprescindible.  

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.