En España hemos adoptado Halloween. Sí, hemos cogido esta costumbre de Estados Unidos y la hemos hecho también nuestra. Así, cada 31 de octubre por la noche muchas personas se disfrazan de personajes terroríficos tales como brujas, vampiros o zombies y salen a la calle a lucir sus trajes. Así, disfrazados, acuden a diferentes fiestas que se organizan por este motivo. Muchos lugares se ambientan y celebran fiestas especiales para la noche del terror.

En Estados Unidos van más allá, claro, nosotros solamente hemos hecho nuestra una parte de la celebración. Allí decoran sus casas con calabazas manipuladas para la ocasión. Y los niños salen a la calle para llamar al timbre de sus vecinos y pronunciar la frase mágica ‘truco o trato’ esperando recibir caramelos.

Pero aunque ésta sea la celebración de Halloween oficial, en los diferentes puntos del planeta tienen sus propias costumbres. Por ejemplo, sin ir más lejos, en Cataluña o Valencia la gente elige entre Halloween o la Castañada. Y es que ahí es tradición comer castañas y boniatos asados durante la que para muchos es la noche del terror.

Si nos vamos a Austria, por ejemplo, también tienen costumbres que quizá nos darían algo de miedo. Como tras la noche de Halloween llega el día de Todos los Santos, allí dejan agua, pan y una lámpara encendida sobre la mesita antes de irse a dormir. De esta manera quieren dar la bienvenida a los espíritus porque los consideran energías positivas.

Halloween | Halloween

En México crean altares y dejan ofrendas para recordar a todas las personas que ya se han ido. Además, cocinan un pan dulce al que llaman pan de muerto porque es típico comerlo ese día del año.

Si volvemos a Europa y visitamos Irlanda veremos que ellos lo que hacen es encender hogueras para contar historias sentados a su alrededor. Quizá, de entre las anteriores, es la tradición menos terrorífica… aunque pensándolo bien quizá las historias que cuentan asustan un poco.

Igual que asusta visitar el castillo de Frankenstein disfrazado de un personaje de película de miedo. ¡Y eso es lo que hacen muchas personas en Alemania! Aunque otras optan simplemente por adoptar la tradición de tallar calabazas.

En Dinamarca también han decidido celebrar la noche de Brujas y por eso en el parque Tivoli se organiza una fiesta ambientada de Halloween. Allí tienen lugar conciertos y fuegos artificiales que gustan a toda la familia.

Y para acabar nos vamos más lejos, a Nepal, donde veremos que celebran el Gai Jatra o procesión de vacas. Y sí, ese es su particular día de los muertos que en realidad se celebra otro día del año. Recibe ese nombre porque para ellos la vaca es un animal sagrado que guía a las personas fallecidas hacia el más allá.