La riqueza de su paisaje, sus innumerables castillos, sus leyendas, la buena gastronomía y la pasión de los galeses por los deportes de aventura hacen que este rincón del Reino Unido se convierta en un destino ideal en cualquier época del año. Pero es ahora, durante el verano, cuando el Norte de Gales nos permite disfrutar como nunca de los mejores planes. Te damos cinco razones para que te decidas a disfrutar como nunca del Norte de Gales.

1. El Norte de Gales es el paraíso para los amantes de los castillos. En Gales hay más de 640 castillos, cada uno de ellos con una historia diferente que hay que descubrir. Pero si hay un lugar en el que estos son los más auténticos, este es el Norte de Gales Y es que desde finales del Siglo XIII, el rey Eduardo I encargó una construir una serie de castillos para disuadir a los galeses de cruzar la línea real. Y este es el resultado. Hoy quedan para la posteridad magníficos castillos como el de Beaumaris, el de Conwy, el de Caernarfon y el de Harlech, que junto a las murallas de Conwy y Caernarfon han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ahí es nada.

Castillos | Visit Britain

2. Norte de Gales, donde nace el turismo activo. La montaña Snowdon es uno de los destinos favoritos para los amantes del turismo activo. Disfrutaras con su famosa ruta hasta la cima, la ruta Llamberis. Además hay otras sendas imprescindibles como la que recorre la costa de Gales, con algunas de las vistas más bonitas del misterioso paisaje del Norte de Gales y sus tres áreas de excepcional belleza natural: Anglesey, la Península de Llyn y la cordillera Clwdyan Range y el valle de Dee.

3. El Norte de Gales es pura adrenalina. Con sus colinas y agrestes acantilados, esta región puede presumir de ser uno de los mejores destinos para practicar el trekking y otros deportes de aventura.

En el pueblo minero Blaenau Ffestiniog, se encuentra la tirolina más larga de Europa, que es a la vez, la más rápida del mundo. Pero no solo eso, si te van las emociones fuertes, Zip World es para ti. Un gran parque de aventura donde además de sobrevolar los páramos en tirolina puedes saltar sobre trampolines y descubrir el interior de minas subterráneas, solo apto para los más intrépidos.

Los amantes del kayak, el paddle surf o la canoa también encontrarán aquí su destino perfecto. La costa del norte de Gales orece todo esto y mucho más. Incluso en el Parque Nacional de Snowdonia hay una laguna donde se puede practicar el surf.

4. Los secretos de la gastronomía galesa. La rica naturaleza de Gales proporciona una gastronomía única. Desde la mundialmente famosa sal marina Halen Mon's utilizada para la cerveza artesanal y la venerada ginebra, hasta el primer queso curado dentro de las cuevas de pizarra de la firma Caernarfon Creameries, el norte de Gales tienen mucho que ofrecer.

Por otro lado, a sus dos restaurantes con estrellas Michelin, Tyddyn Llan y Sosban & The Old Butchers, hay que sumar más de 40 establecimientos incluidos en esta guía mundial.

5.Tierra de festivales del pasado, presente y futuro Y como no podía ser de otra manera, también hay festivales, algunos en los que podrás transportarte a otra época. No hay mejor escenario para un festival que el pueblo de fantasía de Portmeirion. El Festival No.6, atrae cada año a leyendas del rock y artistasa a Gales del Norte. Una visita a Portmeirion es curiosa en cualquier época del año.

Festival n°6. Portmeirion | Visit Britain

Este exquisito pueblo costero de aire italiano es lo último que uno puede esperar encontrar en este lugar de Gales rodeado de bosque y con las montañas de Snowdonia como telón de fondo. De hecho es un pueblo tan curioso y surrealista que fue el escenario de la serie de televisión The Prisoner durante los años 60, y hoy es el escenario del loco Festival No.6, Prepárate para un largo y singular fin de semana en septiembre repleto de música, arte, cultura y comedia.

Otras citas ineludibles son The Good Life Experience, un festival intimista en plena naturaleza y el Conwy Honey Festival, uno de los festivales más antiguos de Gran Bretaña, que se remonta a más de 700 años, al reinado de Eduardo I y que está consagrado por la Carta Real de la ciudad.

Más información: Visit Great Britain

También te puede interesar