América Norte

América Norte

Cinco lagos imperdibles de las rocosas canadienses

Las rocosas canadienses ofrecen un espectáculo de naturaleza inigualable, con lagos de color azul turquesa, cascadas, cadenas de montañas...

Distribuidos en tres Parques Nacionales, Canadá ofrece naturaleza en estado puro, en cualquier época del año. Si se viaja con tiempo suficiente, se podrá visitar los cinco grandes lagos que conforman un collar de joyas acuáticas de las que Canadá se siente verdaderamente orgulloso. Nadie se espera encontrar semejante paisaje entre los estados canadienses de Alberta y la Columbia británica. Un lugar conocido por tan solo una minoría que sorprende a cada paso y al que todo visitante quisiera regresar. La mejor época para viajar a las Rocosas son en los meses comprendidos entre abril y octubre donde las condiciones atmosféricas favorecen un viaje más cómodo y placentero, teniendo en cuenta que en ese lugar el frío suele estar presente en mayor o menor medida. En las rocosas habita un innumerable conjunto de especies animales como los osos negros y pardos, conocidos como los osos Grizzly, ciervos, alces, cóndores, coyotes e incluso lobos. Pero es que además, uno de los mayores atractivos son sus lagos, que actúan como imán hacia todo turista que se acerque por la zona. El verano es la época más óptima para ver las tonalidades azules, turquesas y verdes debido a las aguas glaciares de los increíbles lagos y ríos. Así que veamos dónde se encuentran estos lagos que, posiblemente, sean uno de los rincones más bellos del planeta.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.