Kioto en Japón, es una de las ciudades más importantes del país nipón, y está considerada por muchos como el centro cultural de Japón, pues cuenta con casi una veintena de templos budistas, santuarios sintoístas, palacios y jardines que están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los amantes de la cultura japonesa, tendrán en Kioto la oportunidad de descubrir una ciudad llena de historia y patrimonio, así como de pasar unos bellísimos días con su persona preferida.

Kioto | Pixabay

Si en San Valentines anteriores ya has visitado ciudades como Venecia y Verona, pero quieres seguir descubriendo Italia, Nápoles es la ciudad ideal. Está en la cosa mediterránea, a unos 300 kilómetros al sur de Roma, por lo que el clima es bastante agradable, las casas de la ciudad son muy coloridas, a pesar de que el salitre se lleve parte de la pintura. No sólo podrás pasear por las calles de Nápoles o ir al museo arqueológico o visitar Pompeya. Si quieres hacer algo especial para tu “otra mitad”, podéis coger el ferri y pasar el día en Capri, os sentiréis como en una 
película de Fellini.

Italia | Pixabay

Si por vuestras venas corre sangre aventurera, lo mejor es que os echéis la mochila a la espalda, os cojáis el primer avión a la Argentina o a Chile y visitéis la región de la Patagonia. Comprende territorios de la Zona austral de Chile y del extremo sur de Argentina. Aquí podremos rodearnos de la naturaleza más salvaje y descubrir el glaciar Perito Moreno, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981, el Monte Fitz Roy o Chaltén, en la frontera entre Argentina y Chile, el Lago del Desierto o el volcán Lanín.

Glaciar | Pixabay

Rovaniemi, en Finlandia; no hay nada como pasar unos días en un lugar frío para estrechar lazos, y qué mejor destino que Rovaniemi, la capital de Laponia. Se encuentra cerca del círculo polar ártico entre los montes de Ounasvaara y Korkalovaara, en la confluencia del río Kemi y el Ounasjoki. Esta localización de ensueño nos permitirá ver la aurora boreal. ¿Se puede pensar en un plan más romántico que admirar las luces de la Aurora Boreal con tu pareja al lado? Cierto es, que hay ser tolerantes a las bajas temperaturas y a gélidas sensaciones térmicas. 


Aurora boreal | Pexels

Toledo, España (hotel burbuja) 
No todo va a ser dar la vuelta al globo terráqueo para disfrutar de un San Valentín de ensueño. Aquí mismo, en España también hay destinos increíbles, Toledo sin ir más lejos. También conocida como la capital de las tres culturas. La verdad es que la capital manchega es un acierto seguro, la jornada puede empezar con un paseo por las estrechas calles de la ciudad, disfrutar de su buenísima gastronomía y para rematar alojarse en un hotel cuyas habitaciones son burbujas, lo que nos permitirá estar rodeados de naturaleza y disfrutar de una noche estrellada de San Valentín.