Europa

Europa

La Casa Al Revés de Trassenheide

Una singular construcción a orillas del Mar Báltico

Trassenheide es un balneario en la isla de Usedom, en el estado de Mecklenburg-Vorpommern, en Alemania. Un destino turístico de primer orden, con maravillosas playas. El 4 de septiembre de 2008, una casa al revés fue construido como una fuente de turismo. Los arquitectos y socios polacos Klaudiusz Golos y Sebastian Mikiciuk diseñaron la casa como parte del proyecto "El mundo al revés" Eso debería permitir a los visitantes una visión diferente en su vida diaria. Dado que todo el interior está al revés y puede desorientar a algunos, la casa se ​​utiliza puramente como un anexo. El proyecto se completó en agosto de 2008 y fue inaugurado en septiembre de ese mismo año. Esta casa no es realmente un espacio funcional para que pueda vivir una familia , sin embargo, es una exposición de arte titulada "El mundo está en su cabeza" Esta casa al revés es una mirada muy loca de un hogar. Un punto de vista completamente diferente de la realidad. Se creó en Alemania, en Trassenheide, concebida como una exposición abierta al público, y con un interior configurado como una casa normal, con sus diferentes habitaciones instaladas, escobillas de inodoro impares se colocan en áreas en las que normalmente se esperaría. Por dentro es una casa al uso. Muebles, electrodomésticos, fruteros, vajilla y cualquier cosa que uno pueda soñar, unido, pero al revés, y aunque no es la primera, es uno de los espacios más creativos que uno pueda encontrar. Para los trabajadores fue un auténtico reto, decorarla y fijarlo todo sólidamente. El mundo está en su cabeza "Die Welt Steht Kopf" es la casa más singular de la isla báltica de Usedom. La casa patas arriba, con mobiliario interior al revés, se ha convertido en una atracción turística local. Y la casa familiar más fotografiada de Alemania, sobre todo gracias a la cobertura de los medios de comunicación a nivel nacional. Una casa patas arriba en Alemania. Entrar en la casa es una experiencia, y hay que decir que lo cierto es que para algunos, una experiencia un tanto agobiante. La casa tiene una ligera pendiente, incluso en las escaleras que suben al piso superior, instaladas horizontalmente. Aquí en Trassenheide el relax en familia está garantizado. Naturaleza, infraestructuras y gente amable. El paseo marítimo ofrece algo para todos. Zona de juegos y un parque temático. En las tumbonas en el paseo marítimo se puede disfrutar de la brisa fresca que sopla a través del Mar Báltico, de las gaviotas, del cielo azul y de las nubes blancas.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.