Entre los pueblos de Kårvåg en Averøy y Vevang en Eida, encontramos esta sección de la extensa carretera nacional 64 que atraviesa un archipiélago. Esta carretera pasa por Hustadvika, una parte sin protección del mar de Noruega, que conecta la isla de Averøy con el continente y la península de Romsdalshalvøya.

Esta obra de ingeniería civil está construida sobre varias islas pequeñas y esquila, la mayoría inhabitadas, que están conectadas por varias calzadas, viaductos y ocho puentes, de entre los cuales destaca el Puente Storseisundet, por su impresionante curvatura que llega a crear magníficas ilusiones ópticas.

Carretera Atlántica | Foto de Ernst Vikne para Wikimedia Commons

La que podría considerarse como la carretera más bonita del mundo fue ideada originariamente, a principios del siglo XX, como una línea ferroviaria. Pero se abandonó ese proyecto, y en la década de los 70 comenzó la planificación de la carretera que se conoce hoy en día. Se empezó a construir en 1983 y duró hasta 1989, año en el que se inaugura y los automóviles empiezan a rodar por su asfalto y a tomar sus pronunciadas curvas.

Se podría decir que a finales de los 80 y principios de los 90, el sueño de todo amante de la conducción se hizo realidad, gracias a esta carretera con vistas a un horizonte que parece sin fin, con un paisaje escabroso y el océano atlántico con aguas cristalinas. De hecho, está apodada como “la carretera a ninguna parte”, y no les falta razón.

Mapa carretera del Atlántico | foto de OpenStreetMap contributors y Arsenikk, para Wikimedia

Esta carretera nacional se conserva como un sitio de patrimonio cultural desde diciembre de 2009 gracias a la Dirección Noruega de Patrimonio Cultural; y fue clasificada como una Ruta Turística Nacional. Este sitio se ha popularizado como escenario para grabar anuncios automovilísticos. Esta carretera de más de ocho kilómetros que conecta una serie de numerosas islas pequeñas, no solo ha ganado el premio a la mejor carretera del mundo, sino que también y se colgó el título de "Construcción noruega del Siglo" en 2005.

En el año 2009 fue la novena atracción turística natural más visitada de Noruega, con 258.654 visitantes durante la época estival (de mayo a agosto). Ese mismo año se inauguró el túnel del océano Atlántico entre Averøy y Kristiansund, que junto a la carretera se muestran como los únicos enlaces fijos y permanentes entre Kristiansund y Molde.

Puente Storseisundet | Foto de Ernst Vikne para Wikimedia Commons

Seguro que tras leer estas líneas a más de una y de uno le han entrado unas ganas irremediables de montarse en el coche y poner rumbo a Noruega. ¿Estáis preparadas para el viaje por carretera de vuestra vida? ¿Tenéis los neumáticos a punto para dejaros llevar por las curvas y el majestuoso paisaje de la “carretera sin fin”? ¿No podéis contener el impulso de conducir por la Construcción noruega del Siglo? Pues aprovechad los meses de verano, pues es cuando más luz habrá, y se verán los amaneceres más impresionantes.