Si lo tuyo es la aventura y buscas nuevas experiencias, prepara las maletas para volar a la península de Yucatán. Allí uno puede sumergirse en un mundo de leyendas, tan antiguas que resultan fascinantes, tras las huellas de la civilización maya.

En la zona arqueológica de Oxkintok es posible acercarse a la majestuosidad de sus construcciones. Pero no solo en el exterior, en plena selva, sino que también vas a poder seguir sus pasos por lo que era para ellos el inframundo. Nos vamos a adentrar en lo más profundo de la tierra, en unas de las grutas más grandes del Yucatán: las de Calcehtok. Desde el momento en que llegas a ellas puedes explorar lo que parece el centro de La Tierra. Un paseo muy recomendable para todos aquellos a los que les gusta pasar su tiempo escalando, arrastrándose y descubriendo pasadizos bajo la tierra.

Al intentar construir un pozo cerca de estas grutas, se encontró una piedra esculpida en forma de cabeza de venado y por ello le pusieron a este lugar el nombre de Calcehtok, que significa 'garganta de venado de pedernal'.

Las cuevas tienen una extensión de 5 kilómetros en los que se pasa por túneles angostos, en los que además hay que escalar con cuerdas, resbalar por zonas oscuras y embarradas, y donde vamos a poder observar las maravillas naturales y los tesoros de cerámica maya que esconden. Para llegar, hay que coger la carretera de Muna. Las grutas están a tan solo 5 kilómetros de la zona arqueológica de Oxkintok que también merece la pena visitar.

Hay tres maneras de recorrerlas. El Paseo Familiar: de poca dificultad que dura unas dos horas aproximadamente. La Aventura Leve: con una dificultad media y en el que tendrás que arrastrarte y escalar con cuerda, de entre 4 a 6 horas de duración. O la Aventura Extrema: Este entraña gran dificultad y dura de entre 6 a 8 horas y también tendrás que arrastrarte y escalar con cuerda.

En cualquiera de estas tres opciones el recorrido es completo pasando por los lugares principales. La única diferencia es el nivel de dificultad.
Esta es una actividad de aventura en la que irás acompañado de guías expertos que conocen muy bien las grutas. Y es que debido a la complejidad del recorrido y a los caminos que forman una especie de laberinto, ir solo sería peligroso, es muy fácil desorientarse y perderse en el interior.

Te recomiendan llevar ropa cómoda y zapatos antideslizantes ya que las grutas son bastante resbaladizas. Y una cosa más, que la ropa no sea demasiado buena ya que es posible que salga sucia o desgarrada. Los pasos en algunos puntos son bastante angostos. Te darán una linterna que tendrás que llevar en la cabeza para poder tener las manos libres. Y mejor que lleves agua.

En esta gruta, también conocida como X-Pukil, veremos bóvedas de hasta 30 metros repletas de estalactitas y estalagmitas, y formas calcáreas que componen un complicado sistema de túneles y pasadizos. En su interior se ha encontrado cerámica maya, huesos humanos y animales, platos rojos, ollas rayadas, morteros, puntas de flecha y haltunes, que son unas estructuras construidas por los mayas para contener agua.

Las grutas de Calcehtok son uno de esos destinos ideales para los amantes de la aventura y las experiencias extremas. Aquí vas a poder explorar, escalar y arrastrarte por el suelo mientras recorres pasadizos angostos y laberínticos bajo la tierra. Pero tranquilo, que aunque puede parecer algo peligroso y arriesgado, el recorrido es muy seguro y emocionante. Un atractivo turístico de Yucatán que no te puedes perder si te gusta la adrenalina.

Más información:
Grutas de Calcehtok