UN MONTE SAGRADO QUE HAY QUE VISITAR

UN MONTE SAGRADO QUE HAY QUE VISITAR

Busca tu yo interior en el centro monástico de Koyosan

El lugar en el que el monje Kukai alcanzó el nirvana entrando en la vida eterna, y en el que tu, hoy, puedes meditar.

Casi en el Parque de Koya-Ryujin, a 900 metros de altitud sobre la cima del Monte Koya, podemos conocer uno de los principales templos budistas de la rama Shingon, una de las escuelas principales del budismo en Japón. Un imponente templo que se ha convertido en el principal atractivo de la ciudad religiosa de Koyasan.

El templo Kongobu-ji, fundado en el año 816 por el monje Kukai, conocido también con el nombre de Kobo-Daishi, es el templo más importante de la rama esotérica del budismo japonés. Y desde su fundación, más de120 templos y monasterios se han instalado en esta montaña, convirtiéndose así en un centro religioso de primer orden.

Visitar la zona es conectar con la espiritualidad, la tranquilidad y la paz, además de con nuestro interior, ya que algunos de estos templos y monasterios ofrecen alojamiento a peregrinos y visitantes, así como también comidas vegetarianas. Y no solo eso. Si buscas algo más, también en estos templos tendrás la posibilidad de iniciarte en la práctica del zazen, el secreto de la meditación zen. Una meditación que se realiza sentado en la postura tradicional del loto, y que según cuentan los que la practican, cambia nuestro propio espíritu de forma radical.

El templo Kongobu-ji y el área que lo rodea, es un lugar clasificado como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Así que os contamos lo que debéis visitar si no queréis perderos nada. Koyasan es el hogar de un centro monástico fundado hace doce siglos por el sacerdote Kukai para el estudio y la práctica del budismo Esotérico. Y es también la sede de la secta Koyasan del budismo Shingon, una fe con un amplio seguimiento en todo Japón.

Centro monástico Koyosan | JNTO Oficina Nacional del Turismo Japonés

Empezaremos por el camino que conduce al templo Okuno-in. Un camino pavimentado de 2 kilómetros, que nos llevará unos 40 minutos, y que pasa a través de un espeso bosque de cedros, muchos de ellos centenarios, entre los cuales hay más de 200.000 tumbas, algunas milenarias, monumentos funerarios y estatuas de personajes históricos. Durante el recorrido vamos a poder reconocer nombres importantes de la historia de Japón, como los del gobernante samurai Toyotomi Hideyoshi, uno de los hombres más importantes de su época, o del señor feudal Oda Nobunaga, así como monumentos a los espíritus de los soldados muertos en la Guerra del Pacífico.

Al camino del templo Okuno-in se llega en tan solo 15 minutos andando desde la parada de autobús Ichinohashi-guchi paera

En el templo Okuno-in se encuentra el mausoleo el monje Kukai. Y tienes que saber que a partir del puente Gobyo-bashi, está prohibido hacer fotos, comer, beber o fumar ya que entramos en un lugar sagrado. Al cruzar el puente, hay que bajar la cabeza y poner las manos unidas en oración, ya que se afirma que Kukai espera y recibe a los visitantes al final del puente.

El mausoleo de este monje está situado detrás del templo de las linternas, un espacio impresionante iluminado por el resplandor de 20.000 linternas colgadas. También podemos llegar a este templo andando 30 minutos desde la parada de autobús Okunoin-mae.

El templo Kongobu-ji es el templo principal de los 3.600 templos Shingon que existen en Japón. Construido en 1592, es famoso por sus pinturas realizadas sobre fusuma o tabiques móviles, al estilo de la escuela Kano.

Templo Kongobu-ji | Koyosan

El jardín Banryu-tei, en su interior, es el mayor jardín de piedras de Japón. Y dos dragones realizados con 140 piezas de granito azul y de arena blanca vigilan el Okuden o santuario.

El jardín botánico que rodea el templo también es digno de ver en cualquier estación del año. Con variedades de flores y árboles emblemáticas de Japón como el cedro japonés, el ciprés hinoki, el pino rojo japonés y pino paraguas.

Situado en una pequeña llanura en la parte superior del Monte Koya la zona sagrada conocida como Danjo Garan, es un complejo de templos, salas, pagodas y estatuas budistas que dan la bienvenida a los visitantes. El Kondo fue construido en 819 por Kukai y es la sede de importantes ceremonias religiosas. Y destaca también en este complejo la Konpon-Daito, una pagoda lacada en bermellón de casi 50 metros de altura. A tan solo 1 minuto a pie de la parada de autobús Kondo-mae.

Y otro lugar mágico es el Koyasan-Reihokan, el edificio de los Tesoros de Koyasan que alberga 50.000 objetos, entre los que hay 21 tesoros nacionales y 140 bienes culturales importantes.

Más información: Koyasan

Si buscas la paz interior, este es uno de esos lugares fascinates en los que encontrarla.

También te puede interesar

Marta Rivas | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.