EL FASCINANTE CENOTE ANGELITA

EL FASCINANTE CENOTE ANGELITA

Bucea en un río dentro de otro río

Sumérgete en un mundo irreal de las profundidades de la Riviera Maya. Entra en el Cenote Angelita, un río subterráneo que permite bucear o nadar dentro de una gruta casi a oscuras.

El cenote Angelita, con una circunferencia de aproximadamente 30 metros de ancho y una profundidad de 60 metros, situado a 17 kilómetros al suroeste de pueblo de Tulum, es toda una atracción diferente en la península de Yucatán, México. De hecho, más que de un cenote, se trata de un río subterráneo, algo que lo convierte en parte excepcional.

Estamos ante la formación más inusual de su tipo. El agua salada posee una cantidad elevada de sulfuro de hidrógeno, lo que le confiere más opacidad, destacando sobre el agua dulce, esto crea en este cenote donde confluyen el agua salada y el agua dulce un fenómeno conocido como haloclina, un fenómeno físico que se produce por la diferencia de la salinidad. El agua dulce, por ser menos densa, se mantiene en la superficie, y el agua salada, de mayor densidad, se concentra en el fondo. En el lugar en el que se juntan aparece una especie de nube ante nuestros ojos. Esto permite a los buceadores nadar a lo largo de esta especie de gruta subterránea de aspecto irreal con la sensación extraña de estar en una nube.

El Cenote Angelita es, de hecho, un cenote de buceo avanzado, un mundo subacuático de increíble belleza, que posee la misma apariencia que un río en la superficie. Incluso hay árboles y hojas caídas a ambos lados de sus márgenes, si es que podemos llamar márgenes a lo se encuentra sumergido. Estamos en un río subterráneo que fluye en el agua, un río dentro de otro río que crea un paisaje bello y surrealista.

En los primeros 30 metros de profundidad se pueden ver algunas enormes estalactitas, y por debajo, donde se encuentra la capa de sulfato de hidrógeno, lo que podemos ver es una especie de nube de una tonalidad extraña. No hay muchas inmersiones en el mundo donde se pueda bucear entre las nubes y ver árboles, pero este es uno de ellos. Por debajo de la nube la oscuridad es sobrecogedora, y si buceas hasta allí, la sensación es la de estar como en un bosque pero de noche.

Los cenotes son pozos profundos naturales característicos de México, que resultan ideales para los que desean nuevas y originales inmersiones. El Cenote Angelita se encuentra en la Riviera Maya, y es uno de los lugares más recomendados para los buceadores. Sin embargo, el paseo por las profundidades en este cenote solo pueden realizarlo los buzos avanzados, ya que sumergirse en este lugar implica resistencia física y experiencia para soportar el descenso a tantos metros, y para soportar la oscuridad más allá de la zona de sulfuro de hidrógeno.

Estas cuevas y ríos subterráneos se crearon hace más de 6.500 años de forma natural. Y en los últimos años los buceadores las han explorado descubriendo casi 500 kilómetros de pasadizos interconectados y cuevas, un ecosistema único que solo se encuentra en esta zona de México. Descubrir la belleza de flotar a través de cavernas llenas de agua cristalina, estalactitas y estalagmitas, es una experiencia que está al alcance de todos en el Yucatán, aunque este cenote en concreto solo sea para los más experimentados.

El Cenote Angelita se encuentra en un entorno perfecto, y hay que caminar por la selva hasta llegar a su escondite. Algo que ya es toda una aventura. Es uno de los cenotes más maravillosos de Tulum y hay que descubrirlo, ya que la entrada está bastante escondida.

Si quieres bucear en este universo excepcional lo puedes hacer con empresas especializadas como Maya Diving en Tulum, con salidas a los cenotes incluyendo el cenote Angelita a las 9.15 h. y a las 14.15 h. todos los días.

Más información:
Maya Diving Tulum

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 07/06/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.