Viajestic » Destinos

ITALIA

Bolonia: descubre la ciudad italiana a través de estos sorprendentes y curiosos datos

¿Estás pensando en viajar a Bolonia? Es el momento de que descubras esta preciosa e histórica ciudad italiana a través de una serie de datos de lo más interesantes.

Bolonia: descubre la ciudad italiana a través de estos sorprendentes y curiosos datos

Imagen de Vanni Lazzari en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Bolonia: descubre la ciudad italiana a través de estos sorprendentes y curiosos datos

Publicidad

Bolonia es una preciosa ciudad que está situada en la parte norte de Italia, y está situada entre los conocidos ríos Savena y Reno. Estamos ante una de las ciudades históricas que, sin lugar a dudas, mejor conservada están. Tanto es así que cuenta con el segundo casco antiguo medieval más grande de todo el continente, solamente superado por Venecia.

Como Bolonia es una ciudad que cada vez más llama la atención a los turistas, es el momento de descubrirla como se merece. ¿De qué manera? A través de una serie de datos curiosos que, desde luego, no te dejarán indiferente. Además de que son importantes que los sepas antes de viajar hasta esta ciudad.

Sala de los Argonautas
Sala de los Argonautas | Imagen de Manuel de Corselas en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Cuenta con la Universidad más antigua de Europa

Muchos no conocen este dato, pero así es. Se fundó en el año 1088 y, poco después, llegaron otras tantas como son la Universidad de Oxford, la de Salamanca o la de París. Todas ellas siguieron los pasos de la Universidad de Bolonia. Es más, esta ciudad italiana cuenta con nada más y nada menos que 29 colegios mayores y entre ellos está el más antiguo del mundo: el Real Colegio de España (siglo XIV).

Bolonia
Bolonia | Imagen de Pablo Cabezos en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

¿Por qué se conoce a esta ciudad de tres maneras diferentes?

Es un dato curioso cuanto menos. Y es que Bolonia es conocida como la ciudad “dotta, rossa y grassa”. Lo de “Dotta” deriva por su Universidad, el “Rossa” por el peculiar color que presenta la gran mayoría de sus edificios e, incluso, por su pasado comunista. Por último, “Grassa” viene dado por lo estupendamente bien que se come en Bolonia.

Palacio del Podestà
Palacio del Podestà | Imagen de Velvet en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Arco de los susurros

Se dice que las paredes de Bolonia oyen, y este dicho no es producto de la casualidad. En los pórticos del precioso Palacio del Podestà encontramos, en un pasillo, las estatuas de San Petronio y San Doménico, que forman este mencionado arco. En la antigüedad, cuando los curas tenían que confesar a un leproso, le situaban de frente a la pared junto a una de las estatuas, y ellos se colocaban de la misma forma pero al otro lado. Así pues, podían escuchar la conversación sin necesidad de acercarse al enfermo.

Canales de Bolonia
Canales de Bolonia | Imagen de Bristin en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Bolonia también tiene canales

Aunque no tantos como tiene Venecia. En la actualidad, la mayoría de estos canales han sido cubiertos por edificios y tan solo se pueden ver algunos en calles como Via Piella, donde se sitúa la conocida “Piccola Venezia”. Debemos tener en cuenta que, en la Edad Media, los canales servían como medio de transporte de diversos productos.

Torres. Bolonia
Torres. Bolonia | Imagen de Palickap en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Llegó a tener 180 torres

Es uno de los datos más curiosos y, siendo honestos, no es para menos. ¿Por qué llegó a haber tantas? Al parecer por una especie de competencia que existía entre las familias más ricas de la ciudad italiana. Lo que querían es que la suya fuera la más alta y, sobre todo, tuviera las vistas más bonitas de Bolonia. Actualmente tan solo quedan 20, siendo dos de ellas un auténtico símbolo de la ciudad: Asinelli y Garsienda.

Basílica de San Petronio
Basílica de San Petronio | Imagen de Bristin en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

¿Por qué hay siempre policía en la Basílica de San Petronio?

De este lugar, situado en la Piazza Maggiore de Bolonia, destaca la preciosa Capilla Bolognini. Sus paredes están pintadas por Giovanni de Módena, por la que destaca la representación del Infierno de Dante que tanta polémica generó. En ella, representa a Lucifer agarrando al Profeta, que se encuentra recostado. Se sabe que es Mahoma porque justo debajo se puede leer “Maohmet”. Por seguridad y ante posibles ataques terroristas, la policía permanece las 24 horas del día a las afueras de la Basílica.

Publicidad