Viajestic » Destinos

Alemania

Berlín, la capital verde de Europa

Berlín es una de las ciudades más apasionantes de Europa. Esta metrópoli tiene todo lo que a uno se le puede antojar: mucha diversión, tranquilidad, historia en cada una de sus calles y, además, naturaleza. Tanto es así que el color verde puede representarla, ya que este inunda grandes espacios de la ciudad. Se la puede considerar la capital verde de Europa y ahora te contamos porqué.

Pixabay

Berlín Pixabay

Publicidad

Más que cualquier ciudad europea, Berlín cuenta con una gran superficie verde gracias a sus parques y jardines. Además, algo muy importante también para ser considerada como “capital verde” es que está comprometida en seguir reduciendo las emisiones de CO2 año tras año, hasta que estas hayan perdido un 80% de su incidencia.

Para que todo esto sea posible es necesario que sus habitantes estén concienciados de lo importante que es cuidar el planeta. Así, la cultura “ecológica” está cada vez más impregnada en los alemanes, como se ha podido ver en algunos de los movimientos en contra del cambio climático como “Fridays for future”.

Berlín | Imagen en Wikipedia (autor Manfred Brückels, licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

La mitad de sus zonas verdes son bosques y parques. El más conocido es el Tiergarten, situado en el centro de la ciudad, muy cerca de la Puerta de Brandemburgo. Cuenta con 210 hectáreas y, además de estas zonas verdes, también tiene diversos monumentos y carriles bici para poder recorrerlo. Además, si tienes suerte, podrás divisar algunas de las especies de animales que allí habitan como ciervos o jabalíes.

Otro parque quizás menos conocido, pero de gran amplitud es Tempelhofer Feld. Cuando uno de los aeropuertos de Berlín cerró en el año 2008, este fue convertido en un gran parque público muy transitado en la actualidad. Cuenta con diversas áreas, desde barbacoas hasta zonas destinadas al paseo de perros. Este es una prueba perfecta de cómo se puede transformar un espacio en una zona más respetuosa con la naturaleza.

Una razón más por la cual Berlín es conocida por su buena relación con el planeta son sus mercados urbanos en los cuales se distribuyen productos de los huertos locales. Esto hace que se extienda la idea de una economía circular que llega no solo a los hogares de cada uno de los berlineses, sino también a los restaurantes de la capital. En cuanto a los envases de los productos de un supermercado, también tienen sus propias medidas. Aquellos que son reutilizables puedes devolverlos y ganar así unos 25 céntimos para volver a utilizarlos. Sin duda, una medida que motiva al reciclaje.

Berlín | Imagen en Flickr (autor Andy Hay, licencia: Atribución 2.0 Genérico)

Por último, si eres turista y quieres alojarte en la ciudad, te recomendamos informarte acerca del Hotel Almodovar ya que está certificado como “hotel bio”. Esto quiere decir que los materiales que lo conforman son naturales, así como la ropa de cama, las toallas que utilizarás o incluso los cosméticos. Por supuesto, la fuente de energía que da vida al hotel es renovable.

Publicidad