INDIA

Backwaters de Kerala, un oasis de paz en medio del caos de la India

La India es un país caótico, sobre todo en el norte. Pero en el sur se encuentran los backwaters de Kerala, uno de los lugares más relajantes y bonitos del mundo. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Backwaters de Kerala, un oasis de paz en medio del caos de la India

Backwaters de Kerala, un oasis de paz en medio del caos de la India Pixabay

Publicidad

STORIES

La India es un país caótico, sucio, destartalado en general. No hay orden alguno en las calles, en las que se mezclan cientos de personas, perros callejeros, vacas, tuk tuks, coches y motos. En algunas ciudades hay macacos, en otras búfalos de agua. Existen las normas de circulación, pero nadie las cumple. Hay ruido, mucho. De bocinas, de motores, de voces. Puede resultar abrumadora. Pero entre tanto caos, el sur del país ofrece un poco de calma. Y uno de los mejores lugares para disfrutar de ella son los backwaters de Kerala.

Hablamos de algo así como carreteras de agua. Son cientos de kilómetros de canales laberínticos que unen lagos y, lo mejor de todo, es que están envueltos por un entorno natural. Un entorno natural que puedes descubrir a bordo de un barco, pudiendo elegir entre uno normal con el que navegar varias horas o un kettuvallam, una casa flotante en la que podrás estar varios días.

Para ello, lo mejor es que te dirijas a la ciudad de Alleppey, de la que salen la mayoría de barcos. Y después solo debes encargarte de disfrutar de la otra cara de la India, en la que se vive lento entre paisajes relajantes.

Houseboat en Kerala
Houseboat en Kerala | Pixabay

A bordo del barco pasarás entre arrozales, en los que podrás ver cómo se trabaja en ellos. Te adentrarás por pasillos de agua a lado y lado de los cuales solo hay cocoteros. Y te encontrarás con pequeñas aldeas cuyos habitantes llevan a cabo tareas de la vida cotidiana. Verás hombres pescando, mujeres haciendo la colada o a niños yendo y volviendo del colegio.

Todo eso, además, lo harás sumido en un absoluto silencio solamente roto por el piar de algunos pájaros o por el movimiento de las hojas de las palmeras a causa del viento. O por las voces de los vecinos de vez en cuando al atravesar algún pueblo pequeño y pintoresco situado a orillas de un canal.

Además, algunos viajeros tienen la suerte de dar con alguna persona tan amable que los invita a su casa, a comer o cenar, para que se impregnen de verdad de la India. Y quién sabe, quizá tu seas uno de esos afortunados si decides darle la oportunidad a este oasis de paiz que son los backwaters de Kerala.

...

También te puede interesar...

Abre en la India una cafetería iglú gigante hecha de nieve

Viajestic » Destinos

Publicidad