Viajestic » Destinos

Playas originales

Así son la playa Moeraki y sus 'huevos de dragón'

Hay muchas playas originales alrededor del mundo y una de ellas es la de Moeraki. ¿Quieres saber qué tiene de particular?

Moreaki

Pixabay Moreaki

Publicidad

Si te gusta la playa y eres de los que quieres visitar muchas cada año, entonces apunta la de Moeraki a tu lista. Y es que se trata de una de las playas más curiosas de todo el mundo. Se encuentra en Nueva Zelanda, eso sí, pero como buen viajero seguro que no te importa tener este destino apuntado para viajes futuros.

La playa en cuestión se encuentra entre los pueblos de Moeraki y Hampden y es conocida, también, como playa de Koekhoe. Y no mentimos al decir que es una de las más curiosas del planeta. De hecho, National Geographic dice que es una de las más misteriosas de Nueva Zelanda.

Lo que la convierte en original, curiosa y misteriosa son esa especie de huevos de dragón que tiene repartidos a lo largo de toda su arena. Algunos están solitarios y otros acompañados por otros "huevos de dragón" más. Algunos son pequeños (alrededor de 50cm) y otros miden más de dos metros de diámetro.

Moreaki | Pixabay

Y claro, en realidad no son huevos de dragón. Ni conchas de tortuga, ni tienen explicación bíblica, ni son canoas y cuerpos humanos convertidos en roca, como dice una leyenda por ahí. Su explicación, aunque todavía no está clara del todo, es más simple. Se trata de formaciones rocosas de forma ovalada formadas hace alrededor de 65 millones de años como producto de fenómenos naturales. Calcificaciones erosionadas por el paso del tiempo.

Eso sí; bien pueden confundirse con un huevo de dragón. Y es más divertido si se recorre la playa creyendo que lo son. La forma es muy similar por fuera, aunque por dentro no hay más que más roca, barro y en alguna ocasión el fósil de alguna tortuga o especie marina alrededor de la que se ha formado todo el resto.

En total, hay más o menos 50 de estas formaciones rocosas repartidas por la playa. Pero debes saber que estas solamente pueden verse con la marea baja. Están tan a la orilla que, cuando la marea sube, quedan cubiertas por el agua y dejan de ser visibles. Así pues, si en algún momento organizas una visita a esta playa, ten esto presente.

Publicidad