El primer hotel de lujo de Tailandia abrió sus puertas en 1876 a orillas del río Chao Praya. En aquel entonces, Bangkok no era la capital de ese país, sino del reino de Siam, que era como se conocía la región antes de que cambiara de nombre, tras la descolonización. Fue hace 140 años, y los viajeros más adinerados tenían las puertas abiertas del que fue bautizado como Hotel Oriental.

Hoy ese espacio sigue abierto. Nunca ha dejado de protagonizar el lujo de Bangkok, pero lo hace con otro nombre, el de Mandarin Oriental Bangkok, puesto que forma parte de la gran cadena hotelera asiática. Coincidiendo con el 140 aniversario de su inauguración, se ha llevado a cabo una ambiciosa renovación que ha revalorizado las alas históricas del edificio, las célebres Authors’ y Garden Wings, pero sobre todo, que ha permitido entrar al hotel en el Olimpo de los cinco estrellas con suites más amplias. Y es que nada menos que 600 metros cuadrados es lo que mide la nueva Gran Royal Suite.

Recién inaugurada, se ha convertido en la habitación de hotel más amplia de Bangkok, así como figura entre las cinco más espaciosas de entre los hoteles en capitales del mundo. Solo esta estancia ocupa la totalidad del primer piso del histórico Author's Wing, es decir, la parte del hotel que se corresponde con el primitivo Hotel Oriental. Su actual configuración incluye los 315 metros de la antigua Royal Suite y los 165 de la Ambassador Suite, con un total de seis dormitorios. Hay que añadir varios salones y un comedor con capacidad para doce personas, así como una cocina completa. Por no faltar, no le falta ni un ascensor privado o una sala de reuniones equipada con la última tecnología en materia de seguridad y comunicaciones.

Tanto la nueva Gran Royal Suite como la renovación de las alas más antiguas del edificio tienen como objetivo la recuperación del importante patrimonio y legado históricos del hotel. Mandarin Oriental quiere demostrar que su establecimiento forma parte de la historia del país, de ahí que se hayan restaurado piezas de artesanía tailandesa, celosías y molduras de unos techos de más de tres metros y medio de altura. Los nuevos tejidos utilizados en cortinas, alfombras y tapicerías, principalmente ricas sedas del país, reproducen fielmente el estilo tailandés del siglo XIX. Además, se han añadido antigüedades y piezas de arte, así como una valiosa colección de fotografías históricas tanto de la Familia Real Tailandesa como de jefes de Estado que han visitado el hotel en su más de siglo y medio de vida.

El ala Authors’ Wing recibe precisamente su nombre por ser una referencia para diversas generaciones de escritores de fama mundial. Joseph Conrad, Somerset Maugham o John Le Carre, entre otros, figuran en su larga lista de huéspedes; y algunos de ellos dan nombre a las suites de esta ala. Pero el espacio más emblemático es, sin duda, su elegante lounge, que ha sido completamente renovado y restaurado respetando su especial mezcla de estilo tradicional tailandés y colonial británico. Es un lugar especialmente solicitado a la hora del té.

Para remarcar la vinculación de Mandarin Oriental con el mundo de las letras, fotografías de estos autores tomadas en el hotel, fragmentos de sus obras e incluso libros firmados y dedicados por los escritores están expuestos allí.

También hay nuevas Garden Suites, de 80 metros cuadrados, algunas distribuidas en dos plantas, como si fueran un duplex. Disponen de amplios ventanales de suelo a techo con fabulosas vistas al ‘río de Reyes’, así como a los jardines del hotel. Incluyen lounge, salón, una pequeña terraza y nuevos cuartos de baño y vestidores. Su estilo contemporáneo combina elementos de la cultura tradicional tailandesa.

Por último, otra de las novedades es el interiorismo del restaurante francés Le Normadie, que ha sido rejuvenecido con una reinterpretación de su grandeur original. El nuevo espacio preserva su clásica elegancia asiática, que combina con elementos contemporáneos diseñados ex profeso para el espacio, como las nuevas lámparas hechas a mano. El restaurante ha añadido una nueva bodega, con las mejores referencias de diferentes continentes.

Sin duda, Mandarin Oriental sabe cómo celebrar un aniversario de tanta envergadura. Se ha puesto el listón muy alto para los 150 años...

Más información:
Mandarin Oriental Bangkok