ITALIA, CIUDAD DEL VATICANO

ITALIA, CIUDAD DEL VATICANO

Arte e historia en el corazón de la Iglesia Católica

La Ciudad del Vaticano es el estado más pequeño de Europa y la nación más pequeña del mundo, pero a pesar de su tamaño, alberga historia y obras de arte únicas e imprescindibles.

 

Capilla sixtina
La Creación de Adán. Capilla Sixtina | Service L'Osservatore Romano

La Ciudad del Vaticano es el estado actual del Papa y su sede como jefe de la Iglesia Católica en todo el mundo. Situado dentro de la ciudad de Roma en Italia, el Vaticano está formado por la propia Ciudad del Vaticano, 13 edificios en Roma y Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa, que cuentan con derechos extraterritoriales.

Algo que tendrás que saber si quieres visitarlo es que las camisetas sin mangas y los pantalones o faldas cortas no están permitidos dentro de sus fronteras. Pero esto no supone ningún problema ya que las maravillas de las que vas a poder disfrutar lo merecen.

El Vaticano no necesita presentación, su nombre proviene del Monte Vaticano, que es como se llamaba una de las colinas ubicadas al oeste del río Tíber, opuestas a las siete colinas tradicionales de Roma.

La Ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia Católica, con personalidad jurídica propia, que mantiene relaciones diplomáticas con los países del resto del mundo. Y algunas maravillas que forman parte del patrimonio de la Humanidad.

 La Piedad de Miguel Angel

La Capilla Sixtina. 
Este es uno de los lugares más importantes dentro de la ciudad del Vaticano, y uno de sus mayores tesoros. En ella se celebra el cónclave de los obispos para realizar la elección de un nuevo Papa y en su cúpula se encuentra una de las pinturas más famosas del mundo, El Juicio Final, obra de Miguel Ángel, simplemente espectacular. Todos los frescos del techo de la Capilla Sixtina son obra de Miguel Ángel, quien tardó cuatro años en pintar la bóveda, desde 1508 hasta 1512. La imagen más conocida es la “Creación de Adán”. Ubicada dentro de los conocidos como Museos Vaticanos, es muy recomendable comprar la entrada previamente por Internet para evitar las colas. La entrada incluye el acceso a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina únicamente para el día de emisión. El horario es de lunes a sábado de 9h a 16h.

Museo del Vaticano. En los llamados Museos Vaticanos, se exponen diversas salas y están formados por una gran variedad de museos y colecciones. Arqueología clásica, pinacoteca, frescos de los grandes maestros renacentistas como Miguel Ángel, Rafael, Fra Angelico, Pinturicchio, Boticelli, Perugino o Ghirlandaio. Colecciones de arte antiguo egipcio, etrusco, etnológico de todos los continentes, piezas sagradas de diversas religiones del mundo, documentos y objetos históricos, muebles, carrozas, tapices, mosaicos, cerámica y una colección de arte contemporáneo.

Plaza de San Pedro. Antesala de la Basílica de San Pedro, esta plaza es una de las más bonitas del mundo. Está rodeada por 284 columnas y estatuas de 140 santos realizadas por discípulos de Bernini y en su interior un imponente obelisco de 25 metros de altura llevado a Roma desde Egipto en 1586, dos fuentes a los lados una de Bernini y otra de Maderno.

Plaza de San Pedro

Basílica de San Pedro. 
Esta es una de las Basílicas más grandes del mundo, considerada también como el centro espiritual de la religión católica pues es ahí donde se encuentra enterrado San Pedro. Entre las obras de arte que podemos encontrar en su interior destacan el Baldaquino de Bernini, la etérea Piedad de Miguel Ángel que te dejará con la boca abierta y la estatua de San Pedro en su trono. Esta última con el pie derecho desgastado por los besos de los fieles. Se puede subir a la Cúpula. Las vistas sobre la plaza de San Pedro y sobre Roma son espectaculares. Pero hay que advertir de que la subida tiene un tramo un tanto complicado a través de una empinada y estrecha escalera de caracol que puede llegar a ser un poco agobiante.

Y por debajo de la iglesia, las tumbas Papales. La Necrópolis Vaticana o Scavi Vaticani es una de las visitas más fascinantes que se pueden realizar en Roma. En el subsuelo de la Basílica de San Pedro el lugar donde fue enterrado el Apóstol. La entrada está muy restringida y hay que solicitarla con bastante antelación. Pero si quieres ver la tumba de Juan Pablo II, no está en el sótano, está en la parte derecha de la Iglesia.

Los miércoles hay audiencia pública del Papa. Es impresionante el ambiente. Las entradas las da un día antes la Guardia Suiza que está a la puerta del Vaticano. Si vas, no olvides que hay que madrugar mucho y estar ahí sobre las 7 de la mañana o antes si quieres un buen sitio. Aunque no seas católico, escuchar al Papa y ver el ambiente impresiona.

Plaza de San Pedro

El único museo en el que es recomendable comprar la entrada por Internet antes de ir es el del Vaticano. Si no, no entrarás por las colas que hay. Con la entrada vas directamente y lo mejor es adquirirla en la página web del propio Museo en el que reservarás además la hora de entrada. El museo es muy grande y suele estar siempre lleno de gente. Y recuerda que para ver la Capilla Sixtina y los aposentos papales tendrás que recorrerlo entero.

Y desde el año pasado, los peregrinos y los turistas pueden cruzar el umbral de las Villas Pontificias de Castelgandolfo para visitar el Jardín Barberini, una visita guiada en la que tendrán acceso a las maravillas botánicas y arquitectónicas de la residencia pontificia conocida como "el segundo Vaticano”.

Semana Santa es una fecha clave para los católicos. La Ciudad del Vaticano es un centro de peregrinación y la afluencia de personas es multitudinaria. Pero merece la pena vivir la emoción y la pasión en estos días clave.

Marta Rivas | Madrid
| 27/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.