EXPERIENCIAS ÚNICAS

EXPERIENCIAS ÚNICAS

Anger Room, una habitación de hotel que puedes destrozar de arriba abajo

No hace falta ser una estrella de rock para hacer destrozos en una habitación de hotel. De hecho, es posible hacerlo y que no te multen por ello. Basta con ir al Anger Room, donde podrás descargar adrenalina rompiendo todo.

Descargando adrenalina
Descargando adrenalina maza en mano | Anger Room

Hace un par de años, la cantante Miley Cirus fue denunciada por destrozar la habitación de su hotel de Nueva York, así como por el escándalo que creó de noche, molestando al resto de huéspedes. No fue la primera ni la última de la larga lista de famosos que han creado problemas en un hotel.

Charlie Sheen, por ejemplo, llegó a crear destrozos por más de 7.000 dólares en uno de ellos. Russel Crowe fue arrestado al arrancar el teléfono de una de las mesas de recepción y tirárselo a uno de los empleados del hotel en el que se hospedaba. Claro que se queda en nada si tenemos en cuenta que el rockero Keith Richards lanzó un televisor desde la terraza de su suite... Lindsay Lohan también destrozó una habitación y Courtney Love quemó la cama con un cigarro, además de los sillones. Claro que la historia más rocambolesca es la de Kate Hudson y Johnny Deep, que aseguraron que rompieron los muebles de su habitación porque se coló un armadillo y lo persiguieron...

Pues bien. Ya no hace falta ser famoso para asociarnos a ese listado de acciones violentas. Es más, lo podemos hacer con permiso del dueño del establecimiento, al que incluso habremos pagado una cantidad bastante simbólica por destrozar la habitación. Solo tenemos que ir a Estados Unidos y reservar en el Anger Room.

Claro que tiene truco, porque este es el primer hotel en el que no se duerme, sino que solo se va a destrozarlo todo. Además, es una idea itinerante, por lo que cada semana está en diferentes ciudades (Los Ángeles, Nueva York, Chicago...). La reserva se realiza a través de la web, como si fuera la de un hotel convencional.

Se destroza toda la habitación

El precio ronda los 28 € (si queremos desfogarnos durante cinco minutos; el triple si queremos hacerlo durante 25 minutos completos) y, a cambio, podremos romper todo lo que allí estará: escritorios, sofás, televisores, armarios, sillas... Además, no hay que preocuparse por la decoración, ya que se trata de elementos donados para ello, de traperos o de sesiones anteriores que han sido reciclados.

Para que nos vayamos entrenando en el 'noble arte' del destrozo de habitaciones de hotel, la web de Anger Room propone, además, un juego muy especial. Se trata del Sofa Bash, por el cual tenemos que destrozar por completo un sofá usando el arma que más nos interese durante un tiempo limitado. Tenemos a nuestra disposición sierras mecánicas, rifles, katanas, martillos, hachas, bates de béisbol... y se mantiene nuestro récord para que podamos batirlo cada vez que juguemos (son periodos cortos de 30 segundos).

No se salva nada

Si no queremos estar pendientes del calendario de ciudades, siempre tenemos la oportunidad de ir a Arlington, en Texas, que es donde se encuentra el Anger Room original. Eso sí, recuerda que no se puede participar si tenemos menos de 13 años, y que en el caso de los jóvenes entre 13 y 17 es necesario que haya un adulto supervisando todo, así como el consentimiento paterno. Tampoco se permite el acceso a embarazadas.

La experiencia es mejor tenerla en solitario aunque, como dicen desde la firma, es posible entrar en la habitación y destrozarla con un amigo, aunque, eso sí, advierten de que, en ese caso, habría que respetar una serie de reglas que evitan que nos hagamos daño el uno al otro.

Toda una experiencia por la que podremos sentirnos un poco famosos o estrellas del rock durante unos minutos, mucho más de los que aseguró Warhol.

Más información:
Anger Room

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 11/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.