Viajestic » Destinos

Conoce Alcatraz

Alcatraz, una prisión histórica en San Francisco

Si hay una cárcel famosa en el mundo esa es la de Alcatraz. Te contamos todo lo que debes saber acerca de ella.

Alcatraz

Pixabay Alcatraz

Publicidad

Si hay una cárcel alrededor del mundo de la que todos hemos escuchado hablar, esa es la de Alcatraz, Estados Unidos. Alcatraz fue una prisión federal de máxima seguridad situada en la Isla de Alcatraz, frente a la costa de San Francisco, y estuvo en funcionamiento desde 1934 hasta 1963.

Alcatraz acogió a 1576 presos durante los años en los que estuvo abierta y durante ese tiempo trabajaron allí 90 oficiales y 4 alcaides. Y este dato u otros como que solamente una persona logró fugarse de la prisión son los que conocerás si la visitas.

Porque sí, actualmente Alcatraz puede visitarse, pero debe hacerse contratando previamente una visita diaria. Por supuesto, has de cogerla con antelación, puesto que siempre se agotan las plazas ya que las visitas son limitadas.

Alcatraz | Pixabay

Durante la visita, podrás dar los mismos pasos que daban cada día los presos que cumplían allí sus condenas. Pasarás por la sala de duchas y de uniformes, lugar en el que se te entregará una audioguía disponible en hasta 11 idiomas. Gracias a ella podrás conocer cada detalle de la cárcel y de su historia.

Descubrirás la biblioteca, la cocina y el comedor, el patio, las salas de visitas, las celdas de castigo, el despacho en el que trabajaba el alcaide o las instalaciones de las que hacían usos los guardas de la prisión. Y, como parte de su historia, se te explicarán cosas como lo que sucedió en la batalla de Alcatraz, una rebelión en la que perdieron la vida tres presos y dos guardas.

Además, podrás escuchar los testimonios de algunos presos y guardas que cumplieron condenas o trabajaron en Alcatraz. De esta manera, gracias a sus relatos, podrás aprender mucho más sobre este lugar tan importante de San Francisco. Cómo era, cómo vivían y en qué condiciones lo hacían. Seguro que el hecho de vivirlo en primera mano no puede compararse con ver una serie, una película o un documental.

Publicidad