Viajestic » Destinos

ARQUITECTURA RELIGIOSA

6 iglesias de México que destacan por su peculiar estructura

Es el momento perfecto de hacer un repaso por aquellas iglesias de México que, por una cuestión u otra, destacan sobre el resto. Estamos seguros de que no te dejarán indiferente.

Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, en Puebla

Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, en Puebla

Publicidad

No es ningún secreto que México, se mire por donde se mire, es absolutamente preciosa y espectacular. Hay muchísimos rincones por descubrir y monumentos que, de una manera u otra, han hecho historia. Una prueba de esto lo podemos encontrar en sus espectaculares iglesias.

Estas edificaciones, que fueron destinadas para la eternidad, son grandes testigos del paso de la historia en este país. Es el momento de conocer aquellas iglesias que, desde luego, no te dejarán absolutamente indiferente ya sea por su historia o, incluso, por su estructura. ¡Son verdaderamente espectaculares!

Santuario de Nuestra Señora de los Remedios
Santuario de Nuestra Señora de los Remedios | Imagen de Gerardo Noriega en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, en Puebla

Este templo es un claro espejo entre ese choque de culturas prehispánica y españolas, construido hace menos de 200 años sobre la magnífica pirámide de Cholula. Al entrar a esta iglesia no solamente observamos un altar de carácter neoclásico, sino que también podrás quedarte fascinado por la imagen de la Virgen de los Remedios. Cuando cae la noche, esta edificación guía a todos los viajeros en su camino ya que brilla con luz propia. ¡En todos los sentidos!

Catedral Basílica en Zacatecas
Catedral Basílica en Zacatecas | Imagen de Karina Castañeda en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Catedral Basílica, en Zacatecas

Está situada en pleno Centro Histórico de la ciudad y se distingue por su espectacular estructura. Tiene un estilo bastante diferente al europeo y una de sus mayores características es el cambio de color en la fachada debido al reflejo del sol según la hora del día. ¡Es sencillamente brillante! No te dejará indiferente, estamos seguros.

Iglesia de los Jarritos, en Puebla
Iglesia de los Jarritos, en Puebla | Imagen de David Flores L en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Iglesia de los Jarritos, en Puebla

Esta edificación comenzó a finales del siglo XIX, convirtiéndose en un perfecto homenaje a la arquitectura de carácter neogótica. Es más, está inspirada en nada más y nada menos que el Santuario de la Virgen de Lourdes en Louvre (Francia). Como curiosidad, en la torre de su campanario cuelgan varios jarritos. A un costado de la edificación se encuentra el cementerio de Cuetzalan.

Templo de San José Obrero, en Jalisco
Templo de San José Obrero, en Jalisco | Imagen de Corderomx en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Templo de San José Obrero, en Jalisco

De estilo neogótico, se comenzó a construir a finales del siglo XIX hasta la actualidad, ya que sigue inconcluso. Está situado en el poblado de Arandas y cuenta con tres espectaculares portadas en su exterior, así como dos imponentes torres que cuentan con una altura aproximada de 70 metros.

TEmplo de San Juan Chamula, en Chiapas
TEmplo de San Juan Chamula, en Chiapas | Imagen de VDavid Quiñonez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Templo de San Juan Chamula, en Chiapas

Estamos en una tierra donde los secretos son una auténtica realidad. Este templo es un símbolo de la región donde predominan los elementos de carácter prehispánico. Es un ambiente absolutamente especial, que las palabras no pueden expresar. Cabe destacar que, como no suele haber sitio para sentarse ni altar principal, los fieles suelen arrodillarse en cualquier lugar para orar en profunda paz.

Iglesia de San Juan Parangaricutiro en Michoacán
Iglesia de San Juan Parangaricutiro en Michoacán | Imagen de AlejandroLinaresGarcia en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Iglesia de San Juan Parangaricutiro, en Michoacán

Es completamente diferente al resto, ya que es la única que está sepultada por miles y miles de restos de lava. Aun así, esa magia que la rodea nunca se perderá. Su edificación se remonta al año 1943, cuando el volcán Paricutín el poblado de San Juan Parangaricutiro. En la actualidad, parece que esos fantasmas del ayer se pasean por un lugar que, a pesar del tiempo y de lo sucedido, parece más vivo que nunca.

Publicidad