The Glass Passport es el nombre que este fotógrafo ha dado a su iniciativa. Lleva un año viajando por diferentes países haciendo fotos a cambio de alojamiento, comida y transporte. Richard Tilney-Bassett es un joven de Reino Unido que se dio cuenta de que llevar una vida rutinaria no iba con él. Decidió adaptarse a un estilo de vida con el que se sintiera mucho más cómodo, así que decidió empezar a hacer fotos y vivir de ello.

Esta idea la sacó de otro artista que basa su trabajo en la misma dinámica, su nombre es Shantanu Starick y en su web The Pixel Trade, donde comparte todo tipo de experiencias e instantáneas impresionantes.

Richard Tilney Bassett empezó haciendo fotos en su país natal y poco después le llegó la oportunidad de irse a Uganda y empezar a capturar instantáneas de una cultura completamente diferente y vivir de ello. Este fotógrafo freelance no recibe dinero a cambio. Su 'negocio' se basa en el arcaico trueque. Intercambia fotos por comida o lo que necesite para sobrevivir y seguir capturando instantes de vida.

"Viviendo de una mochila tratando de viajar a todos los continentes proporcionando mi fotografía profesional a cambio de comida para alimentarme, un lugar para alojarme y transporte entre trabajo y trabajo" reza la descripción en sus redes sociales.