Nadie pondría en duda el hecho de que en España hay una gran riqueza cultural. Son muchas las civilizaciones que han pasado por nuestro país y todas ellas nos han dejado huellas que se encuentran repartidas por todo el territorio.

Igual que nadie pondría eso en duda, tampoco hay persona que pueda negar que uno de los mayores regalos que nos han dejado aquellos que han vivido aquí antes que nosotros se encuentra en Granada. Hablamos, por supuesto, de la Alhambra. Un monumento que atrae cada año a miles y miles de personas hasta nuestro país y más en concreto hasta la ciudad andaluza en la que se encuentra.

De hecho, este artículo está especialmente dedicado a ofrecerte datos sobre la bellísima Alhambra de Granada. Y el primero que vamos a darte, aunque probablemente ya te hicieses a la idea, es que año tras año es uno de los monumentos que más visitantes recibe de nuestro país, batiéndose en duelo con la Sagrada Familia de Barcelona. Además de esto, debes saber que la tan famosa Alhambra de Granada le debe su nombre a su color rojizo, pues traducido significa 'Castillo rojo'. Se encuentra situada sobre la colina al-Sabika y sirve como balcón al que asomarse para contemplar el bonito y blanco barrio del Albaicín.

Alhambra, Granada | Pixabay

Fue construida por los musulmanes, de hecho es la mayor joya que nos queda del antiguo Al-Ándalus. Pero su posición indica, según los expertos, que antes de la llegada de los musulmanes ya habían habido allí otras construcciones. Los primeros datos que se tienen de este monumento creado por la civilización musulmana nos llegan del siglo IX, aunque lo cierto es que entonces todavía no estaba completa. Con el paso del tiempo se fueron añadiendo partes nuevas, como el castillo que se sumó al interior de las murallas o la torre del homenaje.

Esas murallas que acabamos de nombrar, por otro lado, debes saber que todavía hoy se conservan. Y que tienen un trazado irregular. En su interior encontramos palacios nazaríes, una alcazaba o los jardines del Generalife, bañados de color verde y capaces de envolver en una sensación de paz a quienes los recorren.

Debes saber que las tres zonas citadas son de pago. Pero puedes visitar gratuitamente el Palacio de Carlos V, el Museo de la Alhambra o el baño de la Mezquita. Y disfrutar también de algunos de los maravillosos miradores que nos ofrecen vistas a la ciudad.